julio 2012 Archivos

EDUCACIÓN EN INOCUIDAD DE LOS ALIMENTOS alimentos

Las enfermedades transmitidas por alimentos (ETA), se producen por el agua o alimentos contaminados, los alimentos contaminados no siempre presentan cambios de color, olor o aspectos.

En las enfermedades transmitidas por alimentos se pueden producir simples trastornos gastrointestinales o enfermedades más graves y en algunos casos la muerte.

Pero las ETA se pueden prevenir con un adecuado manejo de los alimentos, y para ello existen las reglas de oro de los manipuladores.

Fuente: Centro Nacional de Promoción y Educación para la Salud

MosquitoEl dengue es una enfermedad causada por uno de cuatro virus de dengue estrechamente relacionados entre sí (DENV 1, DENV 2, DENV 3 o DENV 4). Los virus se transmiten a las personas a través de la picada de un mosquito infectado. En el Hemisferio Occidental, el transmisor o vector fundamental de los virus del dengue es el mosquito Aedes aegypti.

Es común en las zonas cálidas y húmedas del mundo. Los brotes pueden ocurrir en las épocas de lluvia.

Los síntomas incluyen fiebre alta, dolores de cabeza, dolor en las articulaciones y los músculos, vómitos y una erupción cutánea. La mayoría de las personas con dengue se recupera al cabo de 2 semanas. Hasta entonces, ingerir abundantes líquidos, reposar y tomar medicamentos contra la fiebre, distintos a la aspirina, pueden ser de ayuda. Algunas veces, el dengue se convierte en fiebre hemorrágica por dengue, que causa hemorragias en la nariz, las encías o debajo de la piel. También puede evolucionar en síndrome de shock por dengue que causa hemorragia masiva. Estas formas de dengue son peligrosas para la vida.

Consulte las Preguntas frecuentes sobre el dengue en el Sitio Dengue de Infomed que brinda información nacional e internacional actualizada sobre la enfermedad.
Fuente: Sitio Dengue y MedlinePlus.Temas de Salud.Dengue.

Nos complace informarles que puede consultarse nuevos artículos en Evidencias en Pediatría .

El Equipo Editorial de Evidencias en Pediatría destaca  además que dos artículos anteriormente publicados, han ampliado su información con contenidos para padres:
- En el tratamiento de la fiebre no se debe alternar el paracetamol y el ibuprofeno.
Llerena Santa Cruz E, Guarch Ibáñez B, Buñuel Álvarez JC. Evid Pediatr. 2012;8:18.
- Los adolescentes imitan el uso del tabaco que ven en las películas.
Rivas Juesas C, Gimeno Díaz de Atauri Á. Evid Pediatr. 2012;8:19.

Recomendamos también el artículo correspondiente a  Junio 2012. Volumen 8. Número 2.
-Obesidad en la infancia y adolescencia y riesgo cardiovascular. Luces y sombras.
Arrizabalaga Abasolo, JJ. Evid Pediatr. 2012;8:29.

La obesidad en el niño y el adolescente es un trastorno frecuente, más de la tercera parte de las consultas de Endocrinología Pediátrica corresponde a esta causa, su prevalencia es creciente, con repercusión en el desarrollo psicosocial y predispone a la obesidad en el adulto.

Fuente: Pediatría endocrinología- Capítulo 23.

Culturista físico Dexter Jackson. Mr. Olympia 2008. Imagen: WikipediaEn la búsqueda de los patrones de belleza impuestos por la industria cultural y los medios hegemónicos, no pocos adolescentes y jóvenes se olvidan de los riesgos que implica para su salud el empleo de sustancias inyectables.

El empleo de sustancias inyectables, sobre todo en adolescentes y jóvenes, ha estado asociado, generalmente, al logro de una imagen física más voluminosa y fuerte, comparable con los patrones de referencia individuales impuestos por los medios trasnacionales de comunicación masiva y otros componentes de la industria cultural. En los últimos tiempos, no solo verse fuertes ha sido la motivación para esta práctica, sino también el deseo de mostrar mayor volumen en ciertas partes del cuerpo, consideradas sensuales o eróticas, sin tener en cuenta los riesgos para la salud.

En el fisiculturismo, actividad encaminada al logro de un desarrollo muscular completo y equilibrado que sea expresión de fuerza y proporción corporal, se han utilizado desde la silicona y la testosterona hasta los aceites para mostrar una musculatura envidiable, cercana a la «perfección», según explica el doctor Ernesto Fleites, especialista en Ortopedia y Traumatología.

El artificio del uso de estas sustancias, enfatiza Fleites, tiene sus peligros principalmente en la vía de administración empleada, no siempre la adecuada, y las normas higiénicas que deben respetarse. Resulta alarmante además, para el doctor Fleites, que la mayoría de los pacientes que llegan a las consultas ante las señales de dolor, inflamación y molestia local e incluso fiebre, mienten.

Es triste, reconoce, que por lucir mejor: más fuertes los hombres, y las mujeres más atractivas, se recurra a métodos falsos y tan peligrosos. Esta práctica desvirtúa los beneficios del ejercicio físico, que está destinado a mejorar la salud del ser humano y, también, a dotarnos de una mejor estética, y nos pone al borde de un abismo. (Ana María Domínguez Cruz y Abdul Nasser Thabet)

Ver artículo completo

Fuente: Juventud Rebelde. Julio3, 2012