diciembre 2015 Archivos

La adolescencia es una etapa de la vida asociada con una mayor independencia y por lo tanto, con una mayor demanda sobre la toma de decisiones autoguiadas para enfrentar los riesgos, la incertidumbre y diferentes resultados proximales y distales. Hay una nueva tendencia en la investigación del desarrollo que se apoya en un enfoque neuroeconómico para explicar qué procesos de decisión están cambiando durante la adolescencia, en qué dirección están cambiando y en qué procesos del desarrollo neurológico se apoyan estos cambios.

También se han estado acumulando evidencias que sugieren que los múltiples procesos de decisión se modulan de forma diferente en adolescentes y adultos incluyendo la reacción-recompensa, la incertidumbre-tolerancia, el descuento de la demora, la evaluación empírica del valor y el riesgo.

En este trabajo se examina cómo las trayectorias del desarrollo del cerebro moldean los procesos de decisión en el adolescente. Durante el desarrollo del mismo se constató que el desarrollo prefrontal prolongado puede restringir múltiples componentes de los procesos de elección y que existen los picos específicos del adolescente en los incentivos que alteran únicamente cálculos de procesamiento de decisión. Se sugiere que la toma de decisiones de los adolescentes puede ser optimizada para conseguir los objetivos de desarrollo específicos.

Vea el texto completo.

The neuroscience of adolescent decision-making. Catherine A. Hartley and Leah H. Somerville. Current Opinion in Behavioral Sciences. Volume 5, October 2015

Las realidades vividas por los más nuevos en el último lustro en procesos como la continuidad de estudios, la elección profesional y los consumos culturales, se muestran en la reciente entrega de la revista del Centro de Estudios sobre la Juventud

La generalidad de los estudiantes cubanos respalda la prioridad concedida a las carreras técnicas y a los oficios como opción de continuidad de estudios, una de las transformaciones acontecidas en los ámbitos educacionales y laborales, como parte de la actualización del modelo socioeconómico del país.

Este es de los principales resultados de la investigación Repercusión de las modificaciones educacionales en los adolescentes y jóvenes cubanos (2010-2014), que se aborda en el número 18 de Estudio, el más reciente de la revista semestral del Centro de Estudios sobre la Juventud (CESJ).

La indagación, desarrollada por la Doctora en Ciencias Pedagógicas Keyla Rosa Estévez García, investigadora del CESJ, refleja que la mayoría de los alumnos considera que los cambios garantizan su continuidad de estudios superiores, y prevé que el sector estatal seguirá siendo una vía segura y garante de oportunidades.

Como conclusiones se apunta que los cambios ocurridos requieren de un seguimiento sistemático, de manera que puedan propiciar la adecuada correspondencia entre las ofertas de estudio y las posibilidades de empleo, ya que estas modificaciones requieren de un reajuste de la elección profesional de los jóvenes, que luego pudiera impactar de forma negativa en los niveles educacionales de la población. [Yuniel Labacena Romero]

Ver artículo completo.

Fuente: Periódico Juventud Rebelde. 14 de diciembre del 2015

La Sociedad Española de Medicina de la Adolescencia, SEMA, convoca a participar en su XXIII Congreso y optar por los premios a las mejores comunicaciones/posters presentados y por 10 becas para profesionales en formación. Las propuestas deben enviarse antes del 23 de enero de 2016.

Los temas a debatir son:

  • Necesidades de salud integral: alimentación, ejercicio, sueño….
  • Educación, prevención
  • Problemas sociales: familia, escuela, amigos
  • Problemas psicológicos y psiquiátricos
  • Los TIcs
  • La transición de cuidados del pediatra a la edad adulta
  • Conductas de riesgo: sexualidad, drogas, embarazo, violencia…
  • Problemas endocrinológicos
  • Problemas ginecológicos
  • Otros problemas orgánicos

Vea más información:

Carta Presentación

Envío de Comunicaciones

Programa Completo

Cualquier duda, escribir a: congresosema@gmail.com

Adolescentes y el abuso de la telefonía móvilEste neologismo que recién comienza a aparecer en los medios, se utiliza para referirse al miedo a estar incomunicado sin teléfono móvil. En inglés nomophobia, la palabra se ha formado por la fusión del adverbio no, el acortamiento mo (a partir de mobile phone) y el sustantivo phobia. En español, el término puede adaptarse sin problemas con los mismos elementos compositivos: el adverbio no, la forma abreviada mo (de móvil) y fobia (aversión obsesiva a alguien o a algo o temor irracional compulsivo).

Se ha documentado que algunas de las reacciones de los jóvenes ante la falta de esa tecnología son muy similares a la que experimentan los drogadictos o fumadores al abandonar el consumo de manera repentina.

Lecturas recomendadas:

El embarazo adolescente continúa siendo una de las mayores preocupaciones dentro de la sociedad cubana, y a pesar de las acciones tomadas, se mantienen altos sus niveles de incidencia.

El embarazo en edades tempranas es un evento que en la mayoría de las ocasiones genera conflictos familiares y consecuencias para los jóvenes implicados. Es un evento que repercute en la calidad de vida de la madre y la comunidad en general, y que constituye tanto en Cuba como en el resto del mundo un reto a solucionar.

Existe una vasta literatura médica y sociológica, entre otras disciplinas, acerca de la problemática de los embarazos adolescentes, y desde hace tiempo se ha dedicado especial interés en este tema para buscar soluciones en aras de disminuir los efectos adversos que genera.

Los resultados no son nada halagüeños: cifras publicadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) acerca de la tendencia al inicio precoz de las relaciones sexuales y su secuela frecuente de embarazo juvenil, lejos de disminuir, se han incrementado. a partir de 2006, la fecundidad de las adolescentes entre quince y diecinueve años ha aumentado. Es un proceso que abarca a la mayoría de las mujeres, incluyendo las mayores de treinta años, y si bien el número de nacimientos se mantiene casi similar, no ocurre lo mismo con el número de interrupciones, en notable ascenso.

Según el mismo artículo: “(…) resulta preocupante por todos los inconvenientes, riesgos y rupturas que ello trae consigo en el orden bio-sico-social para cada una de estas adolescentes. No es en vano recordar que en la década del 80, la fecundidad de este grupo llegó a ser una cuarta parte de la fecundidad total. En ese entonces estrategias y acciones en el orden educativo incidieron de manera significativa en la disminución de este indicador que hoy en día está mostrando un ascenso.

“En consecuencia, las tasas de aborto para las adolescentes que fueron también muy elevadas en ese período y que iniciaron una tendencia al descenso desde fines de los años 90, han vuelto a incrementarse recientemente”.

Ver artículo completo.

Fuente: Revista Somos Jóvenes. 16 dic 2015