Otras ITS

La sífilis, es una afección de transmisión sexual que, a pesar del progreso de la sociedad, la mayor difusión de información científica y el avance de las terapias, continúa siendo de alta prevalencia mundial. El compromiso hepático por Treponema pallidum es una de las tantas complicaciones descritas, tanto en su etapa secundaria como en la terciaria, y aunque es infrecuente, puede llegar a ser extremadamente grave.

En esta ocasión se presentó un paciente de 40 años, con antecedentes patológicos personales de sepsis urinaria a repetición en los últimos 2 años, que 1 mes antes del ingreso comenzó con decaimiento, pérdida de peso y del apetito, dolor abdominal difuso y orinas oscuras. Se describió la evolución clínica y los estudios realizados mediante los cuales se le diagnosticó sífilis secundaria con afectación hepática y dermatológica.

Vea la presentación del caso.

¿Qué es?
condiloma5Las verrugas genitales, también conocidas como condiloma acuminado, están entre las infecciones de transmisión sexual más frecuentes. Son masas suaves en la piel y las membranas mucosas de los genitales. Pueden verse como protuberancias pequeñas, planas, del color de la piel, o protuberancias diminutas en un inicio, similares a la coliflor. Las verrugas genitales son provocadas por el virus del papiloma humano (VPH). Hay muchos tipos de VPH y no todos provocan verrugas genitales. Otros tipos de VPH causan verrugas en otras partes de la piel, como las manos. El VPH está asociado con el cáncer del cuello uterino, de ano y de pene. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la infección por el VPH no siempre produce cáncer.

En los hombres, las verrugas genitales pueden crecer en el pene, cerca del ano o entre el pene y el escroto. En las mujeres, las verrugas genitales pueden crecer en el área de la vulva y el perineo, en la vagina y en el cuello uterino (la abertura del útero o matriz). Las verrugas genitales varían de tamaño e, incluso, podrían ser tan pequeñas que no pudieran verse.

¿Cómo se trasmite?
Virus del papiloma humano. WikipediaLa forma más común de contraer el VPH es teniendo sexo oral, vaginal o anal con una persona que tiene la infección por el VPH. Solo porque usted no pueda observar verrugas en su pareja no significa que no tenga el VPH. La infección puede tener un período de incubación prolongado. Esto significa que pueden transcurrir meses entre el momento en que una persona contrae la infección con el virus y el momento en que la persona advierte las verrugas genitales. A veces, las verrugas pueden tardar años en desarrollarse. En las mujeres, las verrugas pueden encontrarse en lugares donde no pueden verse: en el interior de la vagina, en la superficie del cuello uterino, etc.

No todas las personas que han estado en contacto con el virus del VPH y las verrugas genitales van a desarrollarlas. Usted es más propenso a contraer verrugas genitales y diseminarlas más rápidamente si:

  • Tiene múltiples compañeros sexuales
  • Desconoce si alguien con quien ha tenido una relación sexual tenía una infección de transmisión sexual (ITS)
  • Es sexualmente activo a temprana edad
  • Consume alcohol y tabaco
  • Tiene una infección viral, como herpes, y está estresado al mismo tiempo
  • Está embarazada
  • Tiene un sistema inmunitario debilitado debido a una enfermedad o medicamento

Si un niño presenta verrugas genitales, se debe sospechar abuso sexual como la posible causa.

¿Cuáles son los síntomas?
condiloma3sSi se encuentran en áreas visibles, se ven como protuberancias de color carne, elevadas o planas, o como tumores con la apariencia de una coliflor. También puede percibirse un aumento de la humedad en el área genital cercana a las verrugas, aumento del flujo vaginal, prurito genital y (o) sangrado vaginal durante o después de tener relaciones sexuales.

¿Cuáles son las pruebas para diagnosticar la infección?
Si usted advierte la presencia de verrugas en el área genital, consulte a su médico. Es posible que su médico pueda diagnosticar las verrugas realizándole simplemente un examen visual. Para las mujeres, una prueba de Papanicolaou puede ayudar a detectar los cambios en el cuello uterino que son provocados por las verrugas genitales.

condiloma1Se puede utilizar una ampliación (colposcopia) para ver las verrugas vaginales que no se pueden ver a simple vista. El médico puede colocar vinagre (ácido acético) diluido en agua en el área, lo cual ayuda a visualizar mejor cualquier verruga.

El virus que causa las verrugas genitales puede provocar resultados anormales en una citología vaginal. Si usted tiene este tipo de cambios, probablemente necesitará citologías vaginales más frecuentes por un tiempo. Existen pruebas que pueden determinar si usted tiene un tipo de VPH de alto riesgo que se sabe causa el cáncer de cuello uterino.

¿Cómo se trata la infección por VPH?
Las verrugas genitales deben ser tratadas por su médico. No intente tratar las verrugas usted mismo. No use remedios de venta libre propuestos para otros tipos de verrugas.

Es posible eliminar las verrugas, pero la infección viral en sí no puede curarse. El virus continúa viviendo en el interior de la piel. Por este motivo, las verrugas a menudo reaparecen después de que se las ha extirpado. Es posible que deban ser extirpadas más de una vez. Una forma de extirpar las verrugas es congelarlas. Esto se llama crioterapia o criocirugía. Las verrugas también pueden extraerse con láser y con electrocauterización.

Puede realizarse una escisión electroquirúrgica con asa para extirpar las verrugas. Con este método de extirpación, se pasa un instrumento afilado en forma de asa por debajo de la verruga, para recortarla de la piel.

Pueden usarse sustancias químicas especiales para extirpar las verrugas. Estas sustancias químicas disuelven las verrugas en el área genital. Es posible que deban aplicarse al área varias veces durante un período de varias semanas antes de completarse el tratamiento.

Las sustancias químicas para eliminar verrugas que usted puede comprar en la tienda no deben usarse para las verrugas genitales. Pueden irritar mucho la piel de esta área específica.

Las verrugas genitales pueden crecer si no las trata. Si usted es sexualmente activo, también se arriesga a transmitir la infección a su pareja.

Existen medicamentos que el médico puede recetarle:
Imiquimod (Aldara)
Podofilina y podofilox (Condylox)
Ácido tricloroacético (ATC)

condilomaSi usted presenta verrugas genitales, todos sus compañeros sexuales deben ser examinados por un médico y recibir tratamiento en caso de encontrárseles dichas verrugas. Incluso si usted no tiene síntomas, debe recibir tratamiento para prevenir complicaciones y transmitir la afección a otros. Será necesario que usted regrese al médico después del tratamiento para verificar que todas las verrugas hayan desaparecido.

Se recomiendan citologías vaginales si usted es una mujer que ha tenido verrugas genitales o si su compañero las tuvo. Si padeció de verrugas en el cuello uterino, puede necesitar citologías vaginales cada 3 a 6 meses después del primer tratamiento. Las mujeres con cambios precancerosos causados por infección con el VPH pueden necesitar tratamiento adicional. La mayoría de las mujeres jóvenes sexualmente activas resultan infectadas con el VPH, pero en muchos casos, el virus desaparece por sí solo.

La mayoría de los hombres que resultan infectados con el VPH nunca tienen ningún síntoma ni problemas a raíz de la infección. Sin embargo, se la pueden transmitir a las compañeras sexuales actuales y algunas veces a las futuras parejas.  Incluso después de haber recibido el tratamiento para las verrugas genitales, usted aún puede infectar a otros.

¿Cómo puedo protegerme?
La única forma segura de prevenir las verrugas genitales es no tener relaciones sexuales. Si usted es sexualmente activo, tener relaciones sexuales solo con una pareja que no tiene la infección por el VPH y que solo tiene relaciones sexuales con usted reduce su riesgo de tener verrugas genitales.

El uso de condones puede prevenir el contagio del VPH. Sin embargo, los condones no siempre pueden cubrir toda la piel afectada.

Actualizado: mayo/2016

Fuente:

Verrugas genitales. MedlinePlus
Condilomatosis vulvar grave. Dr. Idalberto Clavijo Balart, Dr. Alejandro Rodríguez Tabares y Dr. Ramón González Montero. MEDISAN. 2010 Abr; 14(3).

Antes de la introducción de la terapia antirretroviral combinada (TARC), los pacientes con VIH rara vez fallecían por enfermedad hepática. Con estos tratamientos los pacientes con VIH sobreviven más tiempo pero ahora la hepatitis C (VHC) se ha convertido en una de las principales causas de muerte. Lo que no queda claro es si es  la infección por el VHC por sí misma lo que aumenta la mortalidad en ellos por enfermedad hepática.

Un  riesgo de 1,5 veces de morir no es muy significativo para los pacientes que ya desarrollaron sida y a la vez padecen una infección crónica por el VHC. Y tampoco lo es que la mortalidad por enfermedades hepáticas aumente en estos pacientes. Lo sorprendente es que solo un 20 por ciento de la mortalidad de esos pacientes sea hepática porque la coinfección del VIH agrava la infección por el VHC. No obstante, el efecto negativo de la enfermedad hepática en la sobrevida de los pacientes con sida, muestra la necesidad de que conozcan si están infectados o son portadores del VHC para que se les aplique tratamiento y así reduzcan los riesgos.

Los resultados de este estudio permitieron asociar la infección crónica por el VHC con un aumento del 50% en la mortalidad entre los pacientes con un diagnóstico de sida. Se sugiere que un tratamiento eficaz contra el VHC pueden beneficiar a los pacientes co-infectados con VIH / VHC y diagnosticados con sida. El reto será optimizar el tratamiento y controlar las interacciones farmacológicas en los años siguientes.

Mortality in HCV-infected Patients with a Diagnosis of AIDS in the Era of Combination Anti-retroviral Therapy. Andrea D. Branch, Mark L. Van Natta, Marie-Louise Vachon, Douglas T. Dieterich, Curtis L. Meinert, and Douglas A. Jabs. Clinical Infectious Diseases Advance Access published April 24, 2012

Victrelis (boceprevir)La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (Food and Drug Administration, FDA) ha notificado al público que en este momento no se recomienda la administración simultánea de Victrelis (boceprevir), un inhibidor de la proteasa del virus de la hepatitis C (VHC), junto con ciertos inhibidores de la proteasa del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), reforzados con ritonavir, por la posibilidad de reducción de la eficacia de los medicamentos, lo cual permite que aumente la concentración del VHC o del VIH en la sangre (es decir, la carga viral). Los inhibidores de la proteasa del VIH reforzados con ritonavir incluyen Reyataz (atazanavir/ritonavir), Prezista (darunavir/ritonavir) y Kaletra (lopinavir/ritonavir).

Los pacientes no deben dejar de tomar ninguno de sus medicamentos contra el VHC ni contra el VIH sin hablar primero con el profesional de atención de salud que los trate, y a quien deben dirigir cualquier pregunta o preocupación.

Los profesionales de atención de salud que hayan comenzado a administrar Victrelis a los pacientes con el VHC y el VIH en fase crónica mientras toman un tratamiento antirretroviral que contenga uno de esos inhibidores de la proteasa reforzados con ritonavir deben vigilarlos estrictamente para determinar si hay alguna respuesta al tratamiento (para observar si no se detecta el VHC en la sangre) y si existe un posible rebote virológico del VHC o del VIH (para observar si se vuelve a detectar el VHC o el VIH en la sangre después de no haberlo detectado anteriormente).

Más información:
Anuncio de inocuidad (disponible solamente en inglés).
Información sobre boceprevir (Victrelis) (disponible solamente en inglés)

Fuente: infoSIDA Al Instante  No. 18. Mayo 2/2012

condiloma-gigantepagina2El condiloma acuminado (CA) o verruga genital es una neoformación exofítica, generalmente múltiple y de color rosado o blanco grisáceo. Es producido por el virus del papiloma humano (VPH) del que existen más de 130 genotipos, y de ellos, en más de 80, ha sido posible secuenciar por completo su genoma. Cerca de 40 se transmiten sexualmente e infectan el aparato genital masculino y femenino. Su tamaño es muy variable, desde lesiones prácticamente imperceptibles, hasta llegar a adquirir dimensiones considerables con el típico aspecto de coliflor.

Los VPH según la posibilidad de desarrollar lesiones cancerígenas, se dividen en dos grupos: bajo y alto riesgo. Entre los de menor potencialidad encontramos los subtipos de VPH: 6, 11, 40, 42, 53, 54 y 57. Los VPH de alto riesgo se relacionan con mayor frecuencia con el cáncer cérvico-uterino, siendo los tipos 16 y 18 los más oncogénicos. También se incluyen en este grupo los subtipos 31, 35, 39, 45, 51, 52, 56 y 58. En la mayoría de las mujeres se sospecha la presencia del VPH por los cambios citológicos anormales observados en las citologías orgánicas (Papanicolaou) y la colposcopía. Ambos estudios son las herramientas fundamentales en la detección del cáncer cérvicovaginal o sus lesiones precursoras, los que permiten dirigir el estudio biópsico para el diagnóstico definitivo de estos cambios anormales relacionados con el VPH.

El CA se vincula por lo general a los tipos de cepas números 6 y 11. En raras ocasiones puede evolucionar como un tumor con malignidad local, aunque sin metástasis, equivalente a un condiloma verrugoso. El tumor de Büschke-Löwenstein es un condiloma acuminado de gran tamaño, en forma de coliflor, de crecimiento lento e infrecuente que, a pesar de un tipo histológico benigno, se comporta de forma maligna por su alto índice de recurrencia y transformación ocasional hacia el carcinoma de células escamosas. Es causado por los subtipos 6 y 11 del VPH, y en ocasiones por los subtipos 16 y 18. En este trabajo se presenta un caso de condiloma acuminado del pene de gran tamaño, así como aspectos relacionados con su diagnóstico y tratamiento.

Caso Clínico

Paciente de 19 años de edad con antecedentes de buena salud, que asiste a la consulta de Urología por presentar una tumoración en el pene, que le salió desde hacía 3 meses siendo más pequeña y que, a pesar del tratamiento tópico con ácido tricloroacético, lejos de desaparecer había continuado su crecimiento. En el interrogatorio se recogió además, el dato de la práctica del coito desprotegido y la promiscuidad sexual, aunque en el momento de su atención no tenía pareja sexual estable.

Al examen físico se constató la presencia de un tumor de aproximadamente 3 cm de diámetro, con aspecto de coliflor, con secreción amarillenta espesa, localizado en la región ventral del pene, y que abarcaba el surco balano-prepucial y la región del frenillo.

Se le realizaron exámenes complementarios de la analítica sanguínea, serología y VIH, estando todos dentro de parámetros normales. Teniendo en cuenta el gran tamaño de la lesión y la resistencia al tratamiento habitual ya realizado, se decidió tomar muestra para biopsia en la que se confirmó la presencia de un condiloma acuminado.

Una vez confirmada la naturaleza de la tumoración, se decidió llevar al paciente al salón de operaciones para la exéresis total de la misma más la circuncisión, se obtuvieron buenos resultados estéticos finales. El informe anátomo-patológico final de la pieza quirúrgica fue condiloma acuminado, observándose sus hallazgos típicos, con proyecciones papilares de epitelio pavimentoso, con vacuolización de los queratinocitos (coilocitosis), e infiltrado inflamatorio crónico en el estroma fibrovascular. El paciente tras un año de operado está asintomático, libre de recurrencias de la enfermedad, y con la incorporación de prácticas sexuales protegidas y seguras.

Para efectuar este trabajo se tuvieron en cuenta los principios éticos de la confidencialidad de la identidad personal, y el consentimiento informado para la publicación del artículo y las fotos, que solo enfocarían la lesión en el pene y sus resultados posoperatorios.

Condiloma acuminado gigante del pene. Valdés Estévez Basily, Rodríguez Collar Tomás Lázaro, Casa de Valle Castro Midalys. Rev Cubana Obstet Ginecol. 2012  Mar ;  38(1): 86-92

hepatitisbEspecialistas cubanos trabajan en un candidato vacunal contra la hepatitis B cuyos alentadores resultados en ensayos clínicos serán presentados en el congreso Biotecnología 2012. Durante las investigaciones realizadas en Cuba y Bangladesh el compuesto, denominado Nasvac, logró una respuesta superior a cualquier otro para el tratamiento de esa enfermedad, señaló a la prensa el doctor Gerardo Guillén, vicepresidente del Comité Organizador del evento.

Este compuesto permitirá dirigir de manera sostenida la respuesta inmune de los pacientes contra el virus, y evitar que se agudice la enfermedad
, explicó el experto. Ya se comprueba su eficacia y los beneficios son palpables, aseveró.

En el simposio se presentaron también los adelantos en las evaluaciones clínicas de otra vacuna terapéutica contra la hepatitis C, así como para cáncer de cuello uterino. Sobre esta última, Silvio Perea, jefe del proyecto de Investigación y Desarrollo del producto en el Centro de Ingeniería y Biotecnología (CIGB), explicó a Prensa Latina que se trata de un péptido sintético capaz de bloquear la enzima caseína kinasa dos (CK2), y provoca la muerte programada de las células tumorales. CIGB-300, es el nombre provisional de la molécula, y con ella se ha tratado una pequeña muestras de pacientes con resultados favorables, por lo que se espera en un corto plazo comenzar estudios de confirmación terapéutica, aseveró.

Cuando esto suceda se comprobará la eficacia del compuesto, indicado en cáncer de útero y condilomas del tracto genital, y según las tendencias actuales de tratamiento, se combinaría con las terapias tradicionales, como las radiaciones y los citostáticos, añadió.

Noticia completa

Fuente: Radio Cubana Cuba digital