Otras ITS

sifiilis_5

embarazo_cubaLa sífilis puede transmitirse verticalmente cuando la madre se encuentra en un estadio precoz, donde existe una alta concentración de treponemas en circulación y en menor porcentaje en la latencia tardía, donde la serología no treponémica puede negativizarse espontáneamente con persistencia de la serología treponémica. El control prenatal para sífilis se realiza habitualmente mediante una reacción no treponémica como VDRL o prueba rápida de reaginas en plasma (RPR) y, en caso de ser reactiva, se recurre a técnicas treponémicas como inmunofluorescencia indirecta con absorción (FTA-abs) y/o hemaglutinación (MHA-Tp). La prevalencia debe definirse en base a la positividad de las reacciones treponémicas. Para analizar la seroprevalencia y la validez de estas pautas de control se evaluaron con métodos serológicos treponémicos y no treponémicos 1056 embarazadas que concurrieron por primera vez al Hospital de Clínicas. De acuerdo a los resultados serológicos se dividieron en 4 grupos. El grupo I (n = 17 o 1.61%) presentó ambos tipos de pruebas reactivas, el grupo II (n = 22 o 2.08%) sólo presentó reactivas las pruebas treponémicas. Estos dos grupos fueron serorreactivos para sífilis. El grupo III (n = 7 o 0.66%) mostró reactivas sólo las pruebas no treponémicas, siendo considerados falsos biológicos positivos. De ellos, 5 presentaron anticuerpos antifosfolípidos. El grupo IV (n = 1.010 o 95.65%) no presentó evidencias serológicas de sífilis. En conclusión: 1) La seroprevalencia en esta población fue de 3.69%. 2) Dado que el 2.08% de embarazadas serorreactivas no hubieran sido detectadas con el tamizaje habitual.

Artículo completo

Fuente: SCielo

Se estima que en América Latina y el Caribe en 2007, alrededor de 6.400 niños se infectaron por el VIH, la mayoría a través de la transmisión madre a hijo y más de 164.000 niños nacieron con sífilis congénita. Se dispone de intervenciones eficaces y asequibles para la prevención de la transmisión maternoinfantil de ambas enfermedades que colaboran de forma efectiva a la reducción de la morbimortalidad materna y neonatal, a la mejora de la salud sexual y reproductiva de mujeres y hombres, a la salud de lactantes y niños, así como contribuyen específicamente al logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio 4: disminución de la mortalidad infantil, 5: mejorar la salud materna y 6: combatir el VIH, la malaria y otras enfermedades.

Algunos países de la Región han realizado progresos significativos hacia la eliminación de la transmisión maternoinfantil del VIH y de la SC como problemas de salud pública, mientras que en otros países persisten brechas importantes.

Documento regional

Fuente: OPS/UNICEF

Caso de neurosífilisLa sífilis es una infección de transmisión sexual (ITS) sistémica y de evolución crónica con períodos asintomáticos. Treponema pallidum subespecie pallidum, su agente causal, se disemina de forma sistémica de horas a días después de su inoculación. Se piensa que esta bacteria invade, e incluso involucra, al sistema nervioso central (SNC) en la mayoría de los pacientes infectados. Por ello, las manifestaciones neurológicas se pueden presentar durante cualquier etapa de la infección (no solo en estadios tardíos), e incluyen neurosífilis asintomática, sífilis meníngea aguda, sífilis meningovascular, neurosífilis parética y tabética.

El reporte de casos de neurosífilis disminuyó hasta que comenzó la era de la infección con el VIH, a partir de la cual se incrementa el diagnóstico de casos de neurosífilis temprana principalmente.

Para el diagnóstico de neurosífilis se emplea paralelamente el examen de muestras de suero y líquido cefalorraquídeo (LCR). La detección de cambios inflamatorios y anticuerpos antitreponémicos específicos en LCR constituye un elemento importante para el diagnóstico, aunque la detección de estos anticuerpos continúa siendo un reto.

Para ello se utilizan las pruebas no treponémicas VDRL (venereal disease research laboratory) y RPR (rapid plasma reagin); y las pruebas treponémicas o confirmatorias TPHA (Treponema pallidum hemagglutination assay) y FTA (fluorescent treponemal antibodies assay), aunque existe debate actual sobre el empleo de FTA en LCR.

En Cuba las pruebas VDRL y RPR son muy utilizadas en todos los niveles de atención en salud según el Programa Nacional de Control y Prevención de ITS, y recientemente se descentralizó la hemaglutinación de T. pallidum (TPHA) a nivel de los Centros Provinciales de Higiene, Epidemiología y Microbiología. De estas, solo el VDRL es utilizado para el diagnóstico de neurosífilis.

Artículo completo.

Fuente: Rev Cubana Med Trop vol.65 no.2 Ciudad de la Habana abr.-jun. 2013

Existen más de 200 genotipos de virus del papiloma humano, de ellos más de 40 se han aislado en el tracto genital inferior. Se subclasifican según su capacidad oncogénica, en de bajo y alto riesgo. La manifestación clínica ede la infección son los condilomas acuminados, que son generalmente causados por papiloma virus humano de bajo riesgo, pero son un importante indicador de infección por genotipos de alto riesgo.

La infección por este virus ha sido demostrada en el carcinoma epidermoide de pene y ano. El objetivo de este trabajo fue determinar la relación entre los condilomas acuminados y cáncer del pene y ano en un estudio realizado en pacientes con condilomas acuminados que asistieron a las consultas de dermatología y urología del Hospital Universitario Manuel Ascunce Domenech, de Camagüey.

Se comprobó predominio del grupo de 15 a 19 años de edad con 72 pacientes (80 %), seguido del de 20 a 24 con 8 enfermos (9 %). Ambos grupos constituyeron el 89 % de los pacientes estudiados. De las citologías orgánicas realizadas, solo la quinta parte (19,9 %) fueron sospechosas de células neoplásicas y ningún caso positivo de estas células. Los resultados histopatológicos de todas las biopsias realizadas fueron compatibles con condiloma acuminado, y ninguno de carcinoma. En la uretroscopia y anoscopia realizada a los pacientes sospechosos de células neoplásicas no se encontró ninguna alteración.

El predominio del grupo de edad de 15 a 19 años contrasta con otro estudio realizado en esta provincia en años anteriores, 17 en el que se encontró que la mayor incidencia recayó en el de 20 a 24 años con 29,3 %, seguido por el de 25 a 29 (12,7 %), y el de 15 a 19 de años de edad solo contaba con el 9,8 % del total de enfermos estudiados, por lo que se aprecia lo señalado por otros autores acerca de la tendencia que existe en la actualidad a iniciar las relaciones sexuales en edades tempranas.

Investigadores expresan que la incidencia de cáncer anal, neoplasia relacionada con el PVH se ha incrementado en las últimas décadas, principalmente en los hombres que tienen sexo con hombres, y que los cambios histológicos producidos por este virus en el epitelio anal, pueden ser detectados con una prueba de Papanicolaou.

La mayor incidencia de los condilomas acuminados se encontró en pacientes de 15 a 19 años edad, se observó la asociación con formas subclínicas en más de la décima parte de los pacientes. De las citologías orgánicas la quinta parte fueron sospechosas de células neoplásicas.

Ver texto completo.

Relación entre los condilomas acuminados y cáncer del pene y ano. Telma Margarita Ferrá Torres, Edith Nancy Ramírez Villagaray. Revista Archivo Médico de Camagüey. Vol 17, No 4 (2013)

En Colombia, el desplazamiento de las poblaciones de las zonas rurales a las urbanas, debido fundamentalmente al conflicto armado, conlleva a un incremento de vulnerabilidad en diferentes aspectos que conducen al deterioro de la salud. Objetivo: determinar la frecuencia de sífilis y VIH y su relación con factores sociodemográficos, conocimientos, actitudes y prácticas en población desplazada en Popayán, Colombia. Métodos: estudio transversal realizado en el 2009. Durante campañas de búsqueda activa focal integral de VIH/sífilis, 500 personas desplazadas mayores de edad dieron su consentimiento para participar en la investigación, respondieron un cuestionario y se realizaron pruebas para diagnóstico de sífilis y VIH. Los análisis estadísticos se hicieron en SPSS versión 17. Resultados: edad promedio 35 ± 0,51 años; 368 mujeres (73,6 %); 322 con menos de un año de desplazamiento (71,4 %); 500 personas VIH negativo (100 %) y 21 con antecedente de sífilis (4,2 %); la mayoría con bajos conocimientos sobre VIH y sífilis. Ser de piel negra, tener más de 20 años de vida sexual activa y haber estado con dos o más compañeros sexuales en el último año, se relacionó con antecedente de sífilis. Conclusiones: la población estudiada tiene factores de riesgo que los hace vulnerables a las infecciones de sífilis y VIH, sin embargo, el tiempo de desplazamiento es un determinante que pudo tener influencia en los resultados encontrados.

Palabras clave: sífilis, VIH, personas desplazadas, pobreza, comportamiento sexual.

Artículo completo

Fuente: Rev Cubana Salud Pública vol.39 no.3 Ciudad de La Habana jul.-set. 2013