0

El síndrome de Muir-Torre (MTS) se define clínicamente como la asociación de neoplasia sebácea cutánea y malignidad visceral. Las pruebas complementarias se consideran cruciales para el diagnóstico. Aunque se han propuesto pautas de detección para esta patología, incluido el sistema de puntuación Mayo MTS, no existen criterios específicos para el sitio oftálmico. Este estudio destaca y demuestra la marcada heterogeneidad de las formas de diagnóstico para MTS en pacientes con neoplasia sebácea periocular, unido a la limitada existencia de datos genéticos moleculares de apoyo. Lo anterior provoca que su diagnóstico, en la mayoría de los casos publicados en la literatura, sea discutible. Finalmente consideran prioritario, realizar estudios con diseños adecuados, que definan estos criterios de forma óptima.

Eiger-Moscovicha M,  Eagle RC, Shields CL, Racher H, Lally S, Silkissd RZ, Shields JA, Milmana T. Muir-Torre Syndrome Associated Periocular Sebaceous Neoplasms: Screening Patterns in the Literature and in Clinical Practice.Ocul Oncol Pathol.2020;6:226–237.

Ver artículo aquí

 

0
índice

La maduración simultánea de múltiples tecnologías digitales y de telecomunicaciones en 2020 ha creado una oportunidad sin precedentes para que la oftalmología se adapte a los nuevos modelos de atención, utilizando la telesalud respaldada por innovaciones digitales (inteligencia articial, 5G, internet de las cosas). Este artículo revisa cómo países de todo el mundo, han utilizado estas innovaciones, para abordar la retinopatía diabética, la retinopatía del prematuro, la degeneración macular relacionada con la edad, el glaucoma, la corrección de errores de refracción, las cataratas y otros trastornos del segmento anterior. Además, analiza las tecnologías que pueden ingresar cada vez más en el flujo de trabajo clínico y los procesos oftalmológicos. Atendiendo, a que en el contexto actual, todos los países han iniciado una serie de medidas de contención y mitigación cada vez mayores durante la pandemia de COVID-19, la prestación de servicios de atención oftalmológica a nivel mundial se ha visto significativamente afectada. A medida que los servicios oftálmicos se adaptan y forman una “nueva normalidad”, también se discute la rápida adopción de algunas innovaciones digitales y de telesalud durante la pandemia.

Olivia Li JP, Liu H, Ting DSJ, et al. Digital technology, tele-medicine and artificial intelligence in ophthalmology: A global perspective [published online ahead of print, 2020 Sep 5]. Prog Retin Eye Res. 2020;100900.

Ver artículo aquí

0

En esta investigación se compara las tasas de éxito de la dacriocistorrinostomía endoscópica endonasal (EN-DCR) y la DCR externa (EX-DCR) para el tratamiento de la obstrucción primaria adquirida del conducto nasolagrimal (PANLDO). En el mismo, la tasa de éxito de la DCR para PANLDO fue alta. Se observó mínimas complicaciones con ambas técnicas.  EN-DCR proporcionó una mayor satisfacción debido a una recuperación más rápida y la falta de incisión externa. La DCR endoscópica debe considerarse como el tratamiento principal de elección para el tratamiento de la obstrucción primaria adquirida del conducto nasolagrimal.

Su PY. Comparison of endoscopic and external dacryocystorhinostomy for treatment of primary acquired nasolacrimal duct obstruction. Taiwan J Ophthalmol. 2018;8(1):19-23.

Ver artículo aquí

0

Múltiples estudios han evaluado los factores que juegan un papel en la exposición del implante después de la evisceración o enucleación. Variables como: tipo de cirugía, implante utilizado, envoltura del implante, técnica quirúrgica, cirugías previas múltiples, comorbilidades e infecciones oculares  y la habilidad del cirujano han sido evaluados. Sin embargo, este es el primer estudio con un tamaño de muestra calculado, que compara a pacientes con exposición del implante con un grupo control. El material poroso del implante, la presencia de infección y la cirugía previa mostraron una mayor tendencia de exposición, pero ninguno fue concluyente. El tamaño más grande del implante no fue un factor de riesgo para la exposición. Con base en estos resultados, el cirujano puede tomar decisiones quirúrgicas más acertadas.

Gupta R, Hari P, Khurana B, Kiran A. Risk factors for orbital implant exposure after evisceration: A case control study of 93 patients. Indian J Ophthalmol. 2019 Jul; 67(7): 1148–1151.

Ver artículo aquí

0

Una mejor comprensión de la fisiopatología y etiología de la enfermedad del ojo seco conduce a un manejo y tratamiento más eficientes del proceso de la enfermedad. Sin embargo, existe una variación sustancial entre los médicos y los países en términos de modalidades de tratamiento del ojo seco. El último informe del 2017 International Dry Eye Workshop II tuvo como objetivo reducir estas diferencias y enfatizó el uso de un algoritmo de atención escalonada. El algoritmo incluye formas de tratamiento que van desde las lágrimas artificiales, el principal método de tratamiento convencional, hasta las últimas aplicaciones quirúrgicas. Los objetivos del algoritmo son restaurar la homeostasis en la superficie ocular, romper el círculo vicioso de la inflamación y garantizar la comodidad de la superficie ocular a largo plazo.

Simsek C, Doğru M, Kojima T, Tsubota K. Current Management and Treatment of Dry Eye Disease. Turk J Ophthalmol. 2018;48(6):309-313.

Ver artículo aquí

0
noname

Los mixomas orbitales son tumores benignos raros, de origen mesenquimatoso. No muestran una predilección racial o sexual específica, ni predisposición genética. Se han reportado pocos casos de mixomas conjuntivales, corneales y orbitales en la literatura; sin embargo, hasta donde sabemos, este es el primer informe de un mixoma de la glándula lagrimal y su manejo.

Parikh D, Mukherjee B. Lacrimal gland myxoma. Indian J Ophthalmol. 2017 Sep; 65(9): 887–889.

Ver artículo aquí

0
epifora

En este artículo, los autores realizan una exhaustiva revisión sobre la epífora; brindando una actualización muy acertada sobre su etiología, epidemiología, diagnóstico diferencial, pronóstico, complicaciones y manejo apropiado, según sus diferentes causas. Es un material que recomendamos a residentes, diplomantes y jóvenes especialistas que se inician en el campo de la oculoplastia.

Patel J, Levin A, Patel BC. Epiphora Clinical Testing. [Updated 2020 May 6]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2020 Jan-.

Leer artículo aquí

0
inyeccion

La inyección de toxina botulínica A (BoNTA) en la glándula lagrimal inhibe la liberación del neurotransmisor acetilcolina y, por lo tanto, reduce la secreción de lágrimas basales y reflejas. Diferentes estudios han reportado diversos grados de éxito. Está claro que no hay consenso sobre los temas de dosis, indicaciones e intervalos de tratamiento. Los autores del presente artículo, realizan un estudio retrospectivo en los servicios de Cirugía Plástica Ocular de tres Centros Regionales de Referencia, demostrando que la reducción de la epífora después de la inyección de toxina botulínica en la glándula lagrimal se observa en casos con epífora funcional, así como en aquellos con una obstrucción física en la vía de drenaje lagrimal. Si bien la mejoría sintomática fue mayor en la epífora funcional, la diferencia entre los dos grupos no fue estadísticamente significativa.

Singh S, Nair AG,  Alam S, Mukherjee B.  Outcomes of lacrimal gland injection of botulinum toxin in functional versus nonfunctional epiphora. Oman J Ophthalmol. 2019 May-Aug; 12(2): 104–107.

Ver artículo aquí