Colchicina: una herramienta terapéutica potencial frente a COVID-19. Experiencia en 5 pacientes

0

colchicina 1Actualmente se utilizan varios medicamentos potenciales en diferentes etapas de la COVID-19. Un posible fármaco de utilidad es la colchicina, una molécula comúnmente utilizada para tratar diferentes enfermedades como la gota y algunos síndromes autoinflamatorios como la enfermedad de Still del adulto, la enfermedad de Behçet o la fiebre mediterránea familiar, así como afecciones cardíacas.

La colchicina se ha utilizado durante más de 10 años para el tratamiento sintomático de pacientes con alogenosis iatrogénica (IA), una enfermedad causada por sustancias alogénicas como agentes de modelado o biopolímeros que son extraños al organismo. La colchicina disminuye los síntomas que estos pacientes tienen asociados con respuesta inflamatoria y algunas manifestaciones clínicas como artralgia, dolor de cabeza e infiltrados pulmonares.

Estos pacientes experimentan una mejoría clínica y las manifestaciones disminuyen en frecuencia. A la luz de la información actual, se presenta un resumen del conocimiento reciente sobre los mecanismos de acción de la colchicina y las vías metabólicas que podrían explicar los efectos inmunomoduladores que conducen a prevenir el síndrome de distrés resiratorio agudo (SDRA) asociado con la infección por COVID-19 y sus posibles efectos sobre la replicación viral y la presentación de antígenos.

Los estudios que muestran el comportamiento de la infección por COVID-19 indican que entre el 70 y el 80% de la población infectada tendrá síntomas leves o moderados, el 15% tendrá infecciones graves manifestadas por disnea con hipoxemia e infiltrados pulmonares, y el 5% tendrá afecciones críticas con insuficiencia respiratoria, shock séptico y disfunción multiorgánica.

Los pacientes en grupos de mayor edad (mayores de 60 años) y con comorbilidades asociadas como hipertensión y diabetes tienen tasas de mortalidad más altas de disnea, linfopenia, neutrófilos elevados y disminución de monocitos y plaquetas. El recuento de linfocitos T CD4 y CD8 es más bajo, y el nitrógeno ureico y la creatinina son más altos. En otras palabras, hay una supresión evidente de la inmunidad celular junto con una reacción inflamatoria severa que puede conducir a la muerte.

En este estudio presentamos 5 casos con historia clínica de biopolímeros en la región glútea, que desarrollaron alogenosis iatrogénica (AI). A los 5 casos se les administró tratamiento de colchicina debido a la crisis de AI, no teniendo síntomas específicos (cefalea, tos sin disnea y artralgias), con resultado positivo en el test de SARS-CoV-2.

A partir de los resultados, proponemos el uso de colchicina en pacientes con riesgo de desarrollar SDRA y que cumplan con los criterios clínicos y de laboratorio que predicen la aparición de SDRA.

Vea el artículo completo.

Giovanni Montealegre-Gómez, Edgar Garavito, Arley Gómez-López, Adriana Rojas-Villarraga, Rafael Parra-Medina. Colchicine: A potential therapeutic tool against COVID-19. Experience of 5 patients. Reumatología Clínica, 2020. ISSN 1699-258X, https://doi.org/10.1016/j.reuma.2020.05.001.

Fuente: MedNet Connect – 2 de jun. de 2020

 

Los campos con asterisco (*) son obligatorios.

*