Atención y apoyo

0

Incorporar la perspectiva de derechos sexuales, salud reproductiva y género en las capacitaciones dirigidas a los profesionales de la salud, de la educación general y superior, y de todos los sectores de la sociedad, es uno de los principales desafíos para llevar un adecuada educación sexual integral a los adolescentes. Ver más…

0

Varias familias cubanas recibieron el Reconocimiento público al Mayor Amor 2019, distinción que desde 2014 otorga el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex). Olga Cecilia García Moreira es una madre orgullosa. Quien conozca de ella y su hijo Andy Frank Martínez, no puede menos que sentir el mismo orgullo y admiración por ese ahínco, que hoy le muestra cuánto puede recompensar el amar a toda costa y apostar al desarrollo pleno. Ver más…

0

papa FranciscoDurante una visita a la Fundación Casa Hogar “El Buen Samaritano” de Panamá dedicada a las personas que viven con el VIH, el papa Francisco ha instado a todas las personas a no discriminar al prójimo. Al día de hoy, la Casa Hogar “El Buen Samaritano” acoge a 16 personas que viven con el VIH de entre 16 y 60 años. Ver más…

0

vih mujer embarazadaEn un dispositivo de investigación y asesoría en Buenos Aires, Argentina, se entrevistaron a mujeres viviendo con VIH/sida que accedían a investigar a sus bebés por transmisión vertical del virus. Esto permitió identificar algunas problemáticas que causan sufrimiento psíquico, interfieren en la continuidad de los cuidados y no encuentran respuestas en los servicios de salud. Ver más…

0

consejeríaEs meritorio investigar acerca  de los esfuerzos que nuestro país hace para controlar el avance de la infección por VIH, el futuro parece agravarse tras el aumento del número de casos nuevos; el sida representa una de las principales causas de muerte en hombres y mujeres en el mundo. Ver más…

0

enfermera apoyo atención Daniel Jiménez. 27 años. Él es una de las 3.366 personas que contrajeron el VIH el año pasado en España. Tras conocer la noticia, Daniel reconoce que se le cayó el mundo encima. “Pensé que se acababa mi vida”, relata. Pero, después de 18 meses conviviendo con el virus, ha entendido que no hay que callarse, que es una enfermedad crónica como otra cualquiera y que puede hacer una vida relativamente normal. “Tomé conciencia de que hay que darle visibilidad cuando me despidieron del trabajo por ser seropositivo. Mi jefa me mandó un whatsapp para decírmelo”, afirma. Ver más…