Trasplante autólogo de células madre para la esclerosis múltiple

0

El trasplante autólogo de células madre mesenquimales se postula como
una alternativa terapéutica para los pacientes con esclerosis múltiple
remitente recidivante que presenten brotes y que no respondan de manera
adecuada al tratamiento de primera línea, según ha comentado Pablo
Villoslada, jefe del grupo de Neuroinmunología del Instituto de
Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer (Idibaps).

El Hospital Clínico de Barcelona-Idibaps ha puesto en marcha un ensayo
clínico en fase II aleatorizado, enmascarado y cruzado con placebo, que
pretende evaluar la seguridad y tolerancia de esta terapia celular y
evaluar su eficacia por medio de parámetros clínicos, de resonancia
magnética, tomografía óptica de coherencia, estudios inmunológicos y
escalas de calidad de vida.

    * Las células madre mesenquimales se han mostrado eficaces para
      mejorar de manera significativa el curso de la enfermedad en
      modelos animales

Este trabajo forma parte de un estudio multicéntrico impulsado por el
Grupo Internacional de Terapia con Células Madre Mesenquimales (CMM) y
está coordinado por Antonio Uccelli, jefe de la Unidad de
Neuroinmunología del Departamento de Neurociencias de la Universidad de
Génova, en Italia, y uno de los expertos mundiales de referencia en la
investigación de terapia celular para la esclerosis múltiple.

Durante su vista a Barcelona, Uccelli ha explicado a Diario Médico que
en los estudios experimentales se ha podido demostrar que la
administración intravenosa de células madre mesenquimales es capaz de
modular la inmunorrespuesta patogénica al inhibir la reacción de los
antígenos de la mielina de las células T y B. Era la primera vez que se
demostraba que estas células eran capaces de bloquear la autoinmunidad
/in vivo/.

Este grupo de investigación italiano fue el primero en demostrar que al
cultivar células madre mesenquimales para inyectarlas en un modelo
animal de encefalomielitis autoinmune experimental (EAE) se podía
mejorar de manera significativa el curso clínico de esta patología.
“Esto fue principalmente debido a la capacidad de estas células de
cambiar la inmunorrespuesta patogénica de los ratones”.

Los investigadores descubrieron que las células madre mesenquimales eran
capaces de llegar al sistema nervioso central y podían conferir
neuroprotección al liberar factores que promueven la supervivencia de
las neuronas.

“Entonces comenzamos a interesarnos por la comprensión de por qué estas
células eran capaces de entrar en el sistema nervioso central de los
ratones y quedarse, y pensamos que posiblemente se podrían diferenciar y
convertirse en neuronas”. No obstante, un trabajo publicado en 2007
demostró que no era así: “Vimos que estas células podían entrar en el
cerebro en un número muy limitado, pero no observamos ninguna evidencia
de transdiferenciación. Ninguna de ellas se convirtió en neurona”.

Uno de los hallazgos positivos de esa línea de investigación es que
estas células troncales conferían neuroprotección. Después se demostró
que podían liberar diversas moléculas con propiedades de tráfico que
favorecen la supervivencia de las células en el sistema nervioso central
y otras con poderosas funciones antiinflamatorias y antiapoptósicas.

 

    ¿A quién podría beneficiar?

Según la información disponible hasta el momento, el tratamiento
mediante el trasplante autólogo de células madre mesenquimales para los
pacientes con esclerosis múltiple tendría potencial en aquéllos
pacientes en fases iniciales de la enfermedad, ya que se espera obtener
neuroprotección en los tejidos que aún están preservados. “Los pacientes
que queremos tratar son aquéllos en los que aún hay inflamación y en los
que todavía hay neuronas que necesitan protección”, ha señalado Antonio
Uccelli, de la Universidad de Génova, en Italia. Actualmente están
disponibles algunos fármacos que se indican precisamente en este perfil
de pacientes, por lo que el nuevo ensayo clínico sólo incluirá a
aquéllos que son refractarios al tratamiento convencional. El principal
objetivo del estudio es detener el curso de la enfermedad al proteger a
las neuronas, ya que “hasta el momento no hay evidencia de que las
células madre mesenquimales sean capaces de regenerar tejido que ha
perdido su función de manera permanente”. Se cree que los factores de
tráfico que liberan estas células, además de favorecer la supervivencia,
podrían inducir la remielinización endógena. Hay evidencia de que las
mesenquimales pueden reclutar células madre locales para inducirlas a
regenerar la mielina.
Tomado de Diario Médico

2/2/2011

Haga un comentario

Fields marked by an asterisk (*) are required.

*

code