Reducción de la transmisión de animales a humanos

transmisión

Se están realizando investigaciones para evaluar la fuente del brote, los modos de transmisión y el alcance de la infección. La evidencia disponible sobre el nuevo coronavirus y la experiencia previa con otros coronavirus (MERS-CoV y SARS-CoV) y otros virus respiratorios (por ejemplo, influenza aviar) sugieren que puede haber transmisión zoonótica asociada con COVID-19.

A la luz de la evidencia disponible y la experiencia pasada, la OMS hace las siguientes recomendaciones generales:

1. Como precaución general, cualquier persona que visite mercados de animales vivos, mercados húmedos o mercados de productos animales, debe practicar medidas generales de higiene, incluido lavarse las manos regularmente con jabón y agua potable después de tocar animales y productos animales, evitando tocarse los ojos, la nariz o la boca con las manos, y evitando el contacto con animales enfermos o productos animales en mal estado.

2. Se debe evitar estrictamente cualquier contacto con otros animales que posiblemente vivan en el mercado (por ejemplo, perros y gatos callejeros, roedores, pájaros, murciélagos).

3. También se debe evitar el contacto con desechos o fluidos animales potencialmente contaminados en el suelo o las estructuras de tiendas e instalaciones de mercado.

4. Se debe evitar el consumo de productos animales crudos o poco cocidos. La carne cruda, la leche o los órganos de los animales deben manipularse con cuidado para evitar la contaminación cruzada con alimentos crudos, de acuerdo con las buenas prácticas de seguridad alimentaria.

Recomendaciones para grupos en riesgo:

Hasta que se tenga más conocimiento sobre el COVID-19, las personas con afecciones médicas subyacentes se consideran en mayor riesgo de enfermedad grave. Por lo tanto, las personas con estas condiciones médicas subyacentes deben evitar el contacto con mercados de animales vivos, animales callejeros y animales salvajes, no deben comer carne cruda de animales. Dichas recomendaciones también deben difundirse a los viajeros y turistas con afecciones médicas subyacentes.

Los trabajadores de los mataderos, los veterinarios a cargo de la inspección de animales y alimentos en los mercados, los trabajadores del mercado y los que manejan animales vivos y productos de origen animal deben practicar una buena higiene personal, incluido el lavado frecuente de manos después de tocar animales y productos de origen animal. Deben considerar usar batas protectoras, guantes, máscaras mientras manejan profesionalmente animales y productos frescos de animales. Los equipos y las estaciones de trabajo deben desinfectarse con frecuencia, al menos una vez al día. La ropa protectora debe quitarse después del trabajo y lavarse diariamente. Los trabajadores deben evitar exponer a los miembros de la familia a ropa de trabajo, zapatos u otros artículos sucios que puedan haber estado en contacto con material potencialmente contaminado. Por lo tanto, se recomienda que la ropa y artículos protectores permanezcan en el lugar de trabajo para el lavado diario.

Según la información disponible, no se sabe si el 2019-nCoV tiene algún impacto en la salud de los animales y no se ha informado ningún evento en particular en ninguna especie. Como recomendación general, los animales enfermos nunca deben ser sacrificados para el consumo; los animales muertos deben enterrarse o destruirse de manera segura y se debe evitar el contacto con los fluidos corporales sin ropa protectora. Los veterinarios deben mantener un alto nivel de vigilancia y reportar cualquier evento inusual detectado en cualquier especie animal presente en los mercados a las autoridades veterinarias.

Texto original:

» WHO recommendations to reduce risk of transmission of emerging pathogens from animals to humans in live animal markets. OMS – actualizado sistemáticamente en línea.