VIH

0

Día Mundial del SidaEl Día Mundial del sida sigue siendo tan importante hoy como cuando empezó, y continúa recordando a la sociedad y a los Gobiernos que el VIH no ha desaparecido. A día de hoy es fundamental aumentar la financiación para la respuesta al sida. También es esencial que la sociedad en su conjunto tome conciencia de cómo el VIH afecta la vida de las personas, para que de este modo podamos poner fin al estigma y la discriminación, y consigamos mejorar la calidad de vida de las personas que viven con el VIH. Este año el lema será: Solidaridad mundial, responsabilidad compartida. El tema de este año incorpora toda una lista de desafíos sobre los que el Día Mundial del Sida ha alertado en todo el mundo.

ver noticia

Fuente: ONUSIDA

0

OnusidaLa pandemia de la COVID-19 está afectando a todo el mundo, incluyéndose aquí los grupos de población clave con mayor riesgo de contraer el VIH. Como consecuencia de los reveses de la COVID-19, corremos el gran riesgo de desandar lo andado y volver atrás en lo que respecta a los avances conseguidos con relación a otras enfermedades infecciosas, incluyéndose aquí el VIH. Ese es precisamente el punto de partida de un nuevo informe publicado por FHI 360, en colaboración con ONUSIDA, en el cual se aconseja sobre cómo minimizar los impactos de la COVID-19 sobre los grupos de población clave.

«Centradas en los grupos de población clave, estas directrices complementan nuestros esfuerzos por apoyar el acceso durante la pandemia de la COVID-19 a los servicios y los productos para la prevención del VIH, así como por acercar a todo el mundo los servicios encargados de la salud sexual y la planificación familiar, la prevención de la violencia de género y el asesoramiento en materia del VIH, y de las pruebas de detección y el tratamiento antirretrovírico», insiste Paula Munderi, coordinadora de la coalición global para la prevención del VIH de ONUSIDA. «Para conservar todo aquello que tanto nos ha costado ganar en la respuesta al sida, es fundamental mantener los servicios básicos del VIH para los grupos de población clave, así como fomentar, y velar por, la seguridad y el bienestar del personal y de los miembros de la comunidad durante esta pandemia de la COVID-19».

ver noticia completa

Fuente: ONUSIDA

 

0

herpes virusCada vez hay más pruebas que demuestran un vínculo sustancial entre las epidemias de infección por VIH-1 de transmisión sexual y el virus del herpes simple (VHS) -2. Más de 30 estudios epidemiológicos han demostrado que la prevalencia del VHS-2 se asocia con un aumento de 2 a 4 veces el riesgo de adquirir el VIH-1.  La mayoría de las personas infectadas por el VIH-1 están coinfectadas por el VHS-2,y la mayoría experimenta reactivaciones clínicas y subclínicas frecuentes de HSV-2.  Estos datos muestran que se justifica una mayor atención al diagnóstico y tratamiento del VHS-2 entre las personas infectadas por el VIH-1, especialmente las que continúan siendo sexualmente activas, las que no reciben terapia antirretroviral o aquellas cuya enfermedad no se suprime bien con los antirretrovirales. Dado el número reciente de estudios que documentan las interacciones epidemiológicas, clínicas y biológicas entre el VHS-2 y el VIH-1, realizamos una revisión sistemática de la literatura. Este artículo revisa los datos que sugieren que el VHS-2 aumenta el riesgo de adquirir el VIH-1; HSV-2 aumenta el riesgo de transmisión del VIH-1; El VIH-1 altera la historia natural del HSV-2; HSV-2 acelera la progresión de la enfermedad por VIH-1; y por qué esta evidencia acumulada merece mayor atención y nuevos enfoques por parte de médicos, epidemiólogos y líderes de salud pública.

artículo completo

Fuente: JAIDS Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes: 15 de abril de 2004 – Volumen 35 – Número 5 – p 435-445

0

vih mujer embarazadaMuchas de estas infecciones son asintomáticas. Por esto, hay que exigir los exámenes pertinentes para evitar las menores consecuencias en el bebé. Aquí le contamos cómo manejarlas. De acuerdo a las cifras más recientes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 1 millón de personas de 15 a 49 años se contagian cada día por una infección de transmisión sexual (ITS) que se puede curar. En total, se registran anualmente más de 376 millones de nuevos casos de clamidiosis, gonorrea, tricomoniasis y sífilis. Estas ITS tienen profundas repercusiones en la salud de los adultos y los niños en todo el mundo. Si no se tratan, pueden tener efectos graves y crónicos y causar enfermedades neurológicas y cardiovasculares. También infertilidad, embarazos ectópicos, mortinatos y un aumento del riesgo de infección por el VIH.

De acuerdo a las estimaciones de la OMS, sólo la sífilis causó 200.000 mortinatos y muertes neonatales en 2016, una cifra que hace de esta enfermedad una de las principales causas de defunciones de recién nacidos en el mundo. Además, diversos estudios las han asociado a unos niveles elevados de violencia doméstica y estigmatización.

ver noticia completa

Fuente: Periódico digital Semana

0

hepatitisUn diagnóstico de endocarditis infecciosa o cualquier infección bacteriana de la piel debería ser un indicador para ofrecer la prueba del VIH y de la hepatitis C. Los diagnósticos de endocarditis infecciosa, una infección bacteriana de las válvulas cardíacas potencialmente mortal, se han hecho más frecuentes en los últimos diez años entre las personas con infección por el virus de la hepatitis C (VHC) y aquellas que presentan un trastorno por consumo de opioides en EE UU; sin embargo, los casos se redujeron entre las personas con el VIH. Esta es la principal conclusión de un gran estudio estadounidense cuyos resultados se han publicado en la revista Clinical Infectious Diseases. Ver más…

0

prostitución, sexo transaccionalLa pandemia de la COVID-19 está afectando a todo el mundo, incluyéndose aquí los grupos de población clave con mayor riesgo de contraer el VIH. Como consecuencia de los reveses de la COVID-19, corremos el gran riesgo de desandar lo andado y volver atrás en lo que respecta a los avances conseguidos con relación a otras enfermedades infecciosas, incluyéndose aquí el VIH. Ese es precisamente el punto de partida de un nuevo informe publicado por FHI 360, en colaboración con ONUSIDA, en el cual se aconseja sobre cómo minimizar los impactos de la COVID-19 sobre los grupos de población clave.

«Centradas en los grupos de población clave, estas directrices complementan nuestros esfuerzos por apoyar el acceso durante la pandemia de la COVID-19 a los servicios y los productos para la prevención del VIH, así como por acercar a todo el mundo los servicios encargados de la salud sexual y la planificación familiar, la prevención de la violencia de género y el asesoramiento en materia del VIH, y de las pruebas de detección y el tratamiento antirretrovírico», insiste Paula Munderi, coordinadora de la coalición global para la prevención del VIH de ONUSIDA. «Para conservar todo aquello que tanto nos ha costado ganar en la respuesta al sida, es fundamental mantener los servicios básicos del VIH para los grupos de población clave, así como fomentar, y velar por, la seguridad y el bienestar del personal y de los miembros de la comunidad durante esta pandemia de la COVID-19».

reportaje completo

Fuente: ONUSIDA