grupos clave

0

autotestUn estudio británico publicado en BMC Medicine ha concluido que el autotest del VIH es seguro y aumenta las tasas de cribado y diagnóstico del VIH entre hombres gais, bisexuales y otros hombres que practican sexo con hombres (GBHSH) y mujeres trans. Entre mujeres cis trabajadoras sexuales, los resultados no han sido tan buenos: aunque se observó un aumento de las tasas de cribado, las tasas de vinculación al sistema sanitario tras obtener un resultado positivo fueron menores con el autotest que con los tests estándar en este grupo poblacional.

Más de cinco millones de personas con el VIH en el mundo desconocen que están infectadas. Este efecto se observa especialmente en las poblaciones más vulnerables al virus tales como los GBHSH, usuarios de drogas intravenosas, internos en prisiones, personas que ejercen el trabajo sexual y mujeres trans y sus parejas. Aumentar las tasas de cribado en dichas poblaciones vulnerables es imprescindible para aumentar las tasas de detección de la infección. En este sentido, en el año 2016 la Organización Mundial de la Salud (OMS) añadió el autotest del VIH a sus recomendaciones para optimizar las tasas de detección. En España y otros países europeos, el autotest está disponible desde hace ya algunos años, pero aún son muchos los que no lo están comercializando.

noticia completa

Fuente: gTt-VIH

0

vacuna vihUn estudio presentado en la Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas (CROI 2021), que se está celebrando de modo virtual esta semana a causa de la pandemia por la COVID-19, ha mostrado cómo una candidata a vacuna terapéutica logró que algunas de las personas con el VIH que la recibieron pudieran controlar la infección hasta 22 semanas sin tratamiento antirretroviral. El estudio fue realizado por el Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa de Badalona (Cataluña, España). Ver más…

0

anciano soledadMuchas de las personas con VIH son mujeres, jovenes y niñas, quienes en contextos de movilidad se convierten en uno de los grupos más vulnerables. Aunque los marcos legales estipulan que las personas refugiadas y migrantes tienen iguales derechos, el flujo mixto de personas procedentes de Venezuela ha superado las capacidades nacionales, lo que ha impedido una respuesta oportuna y eficiente. La movilidad y las limitaciones para regularizar el estatus migratorio y las condiciones de pobreza, limitan, entre otras cosas, el acceso a los sistemas de salud y a medicamentos.

En el caso de las personas migrantes y refugiadas que viven con VIH esta situación es particularmente grave, porque la falta de tratamiento antirretroviral y la poca información disponible pueden poner en riesgo su vida y afectar el curso de la epidemia en la región. Este es el caso de Iva J. que a los 23 años salió de San Francisco, estado Zulia (Venezuela) con sus dos hijos y embarazada, tras la muerte de su esposo por causas asociadas al sida.

Ver más…