La ortoqueratología acelerada se define como una técnica que reduce temporalmente la miopía mediante la adaptación programada de lentes de contacto rígidas permeables al gas (LCRPG). Con el uso de estas lentes de geometría inversa, la superficie corneal experimenta un cambio en su morfología produciéndose una rápida reducción de la asfericidad corneal. En la mayoría de los casos los resultados son buenos, habiéndose demostrado que la técnica es efectiva en la corrección de la baja miopía, lográndose que la agudeza visual (AV) sin corrección sea óptima. Existe seguridad en el tratamiento sin alteraciones oculares significativas. Es reversible, permite abandonar la adaptación si se producen efectos no deseados.

Montalt Rodrigo JC, García Delpech S, García Pous M, Udaondo Mirete P, Salom Alonso D. REV. ESP. CONTACT. 2005; 12: 79-84

Las lesiones características de la Distrofia Polimorfa Posterior (DPP) afectan a la membrana de Descement y al endotelio presentando una gran variabilidad. Cuando se asocian a un defecto refractivo y solicitan un procedimiento quirúrgico para su corrección pueden plantear dudas a la hora de decidir su intervención. Ver más…

Las neoplasias escamosas de la superficie corneal tienen un amplio espectro de presentación desde simples displasias hasta carcinomas invasivos de células escamosas, progresando muchas veces de lesiones iniciales límbicas, arborizándose en el epitelio corneal. El diagnóstico de estos procesos requiere la realización de biopsia y estudio anatomopatológico.

Laria-Ochaita C, Alió-Y-Sanz Jl. Arch Soc Esp Oftalmol v.80 n.11 Madrid nov. 2005

La revolución Oftalmológica en los últimos años, ha sido tal que ha afectado a casi todos los segmentos del ojo. La cirugía refractiva como el Lasik, no ha sido eficaz en solucionar o solventar los pacientes con ectasias corneales, viéndose abocados éstos a realizar un transplante de córnea en estadíos avanzados o semiavanzados. Un vez realizado podíamos apreciar la belleza y transparencia del injerto pero en muchos casos la visión era pésima debido al astigmatismo residual, sin contar el riesgo de rechazo.

Delgado Miranda JL, Álvarez Marín J, Acosta Acosta B, Serrano Álvarez-Buylla A. A. Arch. Soc. Canar. Oftal. nº 18. 2007.