adolescentes

El sida fue reportado por primera vez en junio de 1981 por el Centro de Prevención y Control de Enfermedades de EE. UU, hecho que puso en alerta al mundo, para más tarde transformarse en una pandemia que afecta a millones de personas en todo el planeta. La epidemia de sida cobró casi tres millones de vidas en 2008, y se estima que más de dos millones de personas contrajeron el VIH a lo largo del año. En el mundo viven con el virus 33 millones de personas, lo cual provoca un importante impacto económico y social a escala mundial. Esta enfermedad constituye uno de los principales problemas de salud en la actualidad que afecta a toda la población sin distinción de edad, sexo, raza, ocupación, país, condición social, etnia, nivel socioeconómico o religión, con una importante morbilidad y mortalidad en los jóvenes, donde actualmente 10,3 millones de adolescentes entre 15 y 24 años están viviendo con el VIH/sida; lo que significa 42 % de las personas infectadas recientemente, que ocasiona cuantiosos costos sociales y pérdidas de vida.

Cuba se considera entre los países caribeños menos afectados. La epidemia se ha caracterizado por un aumento lento pero sostenido de la incidencia en el último quinquenio. Fundamentalmente este incremento ocurrió en edades entre 15 y 29 años, grupo donde se concentra algo más de 70 % de los casos. La transmisión sexual es la principal forma de contagio, de ahí la importancia de dirigir esfuerzos a la prevención de la enfermedad.

La adolescencia es una etapa formativa, en la cual la identidad, autonomía y el proyecto de vida están conformándose, por lo que es necesario abordar la sexualidad de forma integral; resulta determinante la influencia de los distintos espacios donde los adolescentes se desarrollan y las relaciones con sus coetáneos.

La lucha contra la epidemia de VIH/sida en la actualidad solo es posible enfrentarla mediante la promoción de comportamientos responsables desde edades tempranas. Por otro lado, el nivel de conocimientos sobre la prevención del sida y los esfuerzos para llevarla a cabo aún resultan insuficientes; la práctica de un sexo seguro con la utilización del preservativo continúa siendo muy limitada y varía según el nivel de instrucción. No obstante, la expansión creciente de esta pandemia en el nuevo siglo demanda el uso más eficiente de intervenciones de salud, encaminadas fundamentalmente a programas de promoción y prevención. Por lo tanto, resulta impostergable trazar una estrategia integral contra el VIH/sida, puesto que los insuficientes conocimientos sobre la transmisión de esta enfermedad y la insuficiente percepción del riesgo de contraerla continúan siendo razones principales de su creciente diseminación y difícil control.

El estudio tuvo como objetivo identificar los conocimientos, las fuentes de información y los comportamientos de los jóvenes estudiantes de enseñanza media, con la intención de llevar a cabo acciones educativas para incrementar los conocimientos de los adolescentes participantes y promover la adopción de estilos de vida más saludables.

En el mes de junio de 2009 se realizó un estudio de intervención, con diseño cuasi experimental (antes y después sin grupo control) dirigido a un grupo de adolescentes seleccionados de la Escuela Militar Camilo Cienfuegos del municipio Lisa de la provincia La Habana.

El universo de estudio estuvo constituido por 600 adolescentes entre 14 y 17 años de edad, que conforman el total de estudiantes de la escuela. La muestra seleccionada mediante un muestreo aleatorio simple, quedó conformada por 200 estudiantes de décimo, onceno y duodécimo grado, sin distinción de sexo, que estuvieron dispuestos a participar en la investigación y que contaron además con el consentimiento por escrito de sus padres.

La investigación se llevó a cabo en 3 etapas:

1. Etapa de diagnóstico de conocimientos: se aplicó una encuesta inicial para medir el conocimiento de los estudiantes sobre diferentes aspectos del VIH determinados previamente.

2. Etapa de aplicación de la intervención: se aplicó un programa educativo a los estudiantes sobre aspectos determinados del VIH, a punto de partida del diagnóstico inicial realizado a partir de los resultados de la primera encuesta aplicada, para dar respuesta a las necesidades de aprendizaje identificadas y así elevar su nivel de conocimiento en los aspectos del VIH donde no fueron satisfactorias las respuestas. Para aplicar el programa se dividieron en grupos a los estudiantes de acuerdo con el nivel educacional, o sea en 3 grupos, con el objetivo de facilitar la aplicación de las técnicas docentes participativas y lograr una asimilación mejor de los contenidos impartidos. Las actividades docentes del programa fueron impartidas o facilitadas por la autora principal de la investigación.

3. Etapa de evaluación de la intervención: se aplicó de nuevo la encuesta a los mismos estudiantes para medir modificación favorable del conocimiento sobre VIH, una vez culminadas las actividades del programa educativo.

Intervención educativa sobre el VIH con adolescentes de la Escuela Militar “Camilo Cienfuegos” de Arroyo Arenas. Cañas Lugo Caristina, Menéndez Capote Reinaldo, Tápanes Fernández Thelma, Castillo Frías Rodilcia, Abad Lamoth Yoandra. Rev Cubana Med Trop  [revista en la Internet]. 2012  Abr [citado  2012  Abr  09] ;  64(1): 43-48.

En la adolescencia afloran los primeros sentimientos amorosos. Surgen intereses diferentes hacia la muchacha o el muchacho del barrio, la escuela… unido a los deseos y a la curiosidad de dar el primer beso, o tener el primer encuentro carnal.

Ante esos cambios desaparecerá el niño para convertirse en un joven lleno de dudas, confusiones, miedos y necesitado de apoyo familiar, a pesar de pedir a gritos su independencia.

Aunque en lo físico parecen distintos, debido a los procesos hormonales inevitables, no están preparados del todo para enfrentar las posibles consecuencias negativas, derivadas del acto sexual a temprana edad o desprotegido, dígase el embarazo no deseado y las infecciones de transmisión sexual, por solo citar algunas. Llegar a la intimidad, disfrutar a plenitud de ese instante, debe ser un encuentro entre las dos almas, y no un momento que deje el sabor amargo de la desilusión.

Según estudios en Cuba, la edad de iniciación sexual es cada vez menor y los lugares seleccionados distan mucho de ser los más apropiados. Es válido que los jóvenes reflexionen en torno a la privacidad que amerita un acto tan sublime.

La sabiduría popular aconseja “no poner la carreta delante de los bueyes”, si no queremos derramar lágrimas por haber adquirido enfermedades terribles, como el incurable VIH/SIDA. En materia de sexo entre adolescentes la referida frase puede traducirse: no es recomendable quemar etapas, lo ideal sería andar despacio sobre esos terrenos, ir paso a paso, disfrutar; cada momento del noviazgo tiene su encanto. Por ejemplo, caminar tomados de las manos, acariciarse, besarse, experimentar nerviosismo y cosquilleo ante la mirada seductora, forman un hermoso instante, que mientras más se recree mayores alegrías y regocijos traen a las personas involucradas.

El éxito del primer encuentro no está en dejar abierta la puerta al vasto mundo de la sexualidad, sino en conquistarlo cuando realmente nos sintamos preparados. Ampliar.

Fuente: Periódico La Demajagua, Granma, Cuba. Febrero 27/2012

La adolescencia es una etapa de grandes y vertiginosos cambios en lo biológico, psicológico y social. La sexualidad aparece en el primer plano de las preocupaciones y de las transformaciones que caracterizan a esta etapa. Se comprenderá por lo antes dicho que los procesos y eventos de la salud sexual y reproductiva para estas edades pueden transcurrir en medios de conflictos, desconocimiento y labilidades, si a ello agregamos la condición de una enfermedad crónica no transmisible como es la diabetes mellitus tipo I, una de las enfermedades crónicas más importante de la niñez y la adolescencia en todo el mundo.

Al focalizarnos al adolescente con DM debemos recordar, que las infecciones de transmisión sexual representan un riesgo más elevado en este grupo que en el resto de los adolescentes, especialmente, si no tienen una educación al respecto adecuada, ya que se añaden a los factores de riesgo de estas infecciones las alteraciones metabólicas existentes en ellos.

Intervención educativa sobre las ITS / VIH/ SIDA en adolescentes con Diabetes Mellitus Tipo 1. Eneisy Basulto Marrero, Edilberto Machado del Risco, Frank Ernesto Medina Alí, Antonio Manuel Gutiérrez Macías. Ciencias Holguín, Año XVIII, No. I, enero 2012.

Embarazo en la adolescencia. Fotos: Armando SantanaConversando naderías para espantar tensiones, las seis aguardan en la pequeña antesala. Las toscas y estériles batas, de lienzo unas, verdes otras, apenas permiten entrever sus figuras; pero, mirando de cerca, algunos de esos rostros que gesticulan, evidencian no haber vivido mucho, ni siquiera dos décadas. Difícil será saber si, de no haberse dado el lezamiano azar concurrente, alguna vez sus vidas se hubiesen cruzado, pero en esta mañana de lunes comparten, casi uniformadas, un mismo susto ante el aborto que les será practicado.

Recientes estudios indican que, lamentablemente, el aborto inducido y la regulación menstrual se han convertido en un método anticonceptivo en la Isla. No obstante, las últimas estadísticas apuntan a cierta disminución en el número de estas prácticas. El Anuario Estadístico de Salud de Cuba, correspondiente al pasado año, indica que si bien del 2007 al 2009 la curva de los abortos inducidos siguió una línea ascendente, alcanzando en ese último año un total de 84 mil 724; para el 2010 había disminuido el indicador. Mientras que en el 2009 de cada 100 mujeres embarazadas, 39,1 lo interrumpían; al siguiente año eran 35,6 las que tomaban tal decisión.

Según el profesor Miguel Sosa Marín, especialista en Ginecobstetricia y presidente de la Sociedad Cubana de Desarrollo de la Familia, menos de la cuarta parte de los abortos que se practican están relacionados con el fallo del anticonceptivo, en tanto que una parte significativa de tales interrupciones podría impedirse con una conducta más responsable de la pareja.

Pero, con los adolescentes en particular, algo parece estar fallando en cuanto al empleo de métodos de anticoncepción, los cuales, a su vez, son la barrera para las Infecciones de Transmisión Sexual, VIH incluido. Una seria investigación publicada por la Revista Cubana de Salud Pública sobre Percepciones de un grupo de adolescentes sobre iniciación sexual, embarazo y aborto, evidencia que estas conductas están condicionadas, entre otras razones, porque la educación sexual que reciben no siempre parece ser del todo efectiva.

No hemos sido capaces de proporcionar a los adolescentes, de la forma más apropiad,  la educación necesaria para que adopten un comportamiento sexual responsable. Así  asegura la investigación citada, donde se hace referencia a  la necesidad de tomar en consideración el marco de referencia de los receptores. Ello influye directamente en la interpretación de esos mensajes educativos, porque son las audiencias las que más saben sobre sus comportamientos, los factores que los determinan y las condiciones en las que ocurren, indica el estudio.

Aun cuando hembras y varones deciden de común acuerdo, con muchos y diversos matices entre ambos géneros,  el momento para iniciar la práctica de relaciones sexuales,  lo cual está sucediendo a edades cada vez más tempranas en opinión de algunos expertos,  parece continuar recayendo en las muchachas la responsabilidad de evitar el embarazo.

Una vez confirmada una preñez no deseada, más que la pareja, es la familia, según han constatado varios estudios, la que con mayor peso influye en la decisión de abortar, aunque, paradójicamente, no haya sido su participación tan decisiva para impedir la concepción.

Más que un problema familiar e incluso de la salud pública, el aborto en la adolescencia ha de ser un tema de interés social, en el más amplio sentido. Se convierte en un problema social sólo cuando la sociedad alcanza determinado grado de desarrollo y coincide con el crecimiento acelerado de la población de las ciudades, la incorporación de la mujer al trabajo, disminución en la tasa de mortalidad infantil y cambios demográficos que inician el envejecimiento de la población, esta es precisamente la problemática actual que enfrentamos en Cuba.

Así subraya el Master en Atención Integral a la Mujer, Diplomado en Ginecología Infanto Juvenil y Salud Reproductiva Adolescente; Profesor Auxiliar y Especialista de II Grado en Obstetricia y Ginecología, doctor Jorge Peláez Mendoza, en su investigación Aborto en la adolescencia. Consideraciones bioéticas en torno a la decisión de abortar, del año 2008.

Desde hace más de cuatro décadas el aborto es legal en la Isla, decisión que inscribió a la Mayor de las Antillas entre los pocos países del área donde ese es un proceder despenalizado. Se trata, sin dudas, de una importante conquista; el asunto está en considerarla en su justa dimensión y en apelar a ella de manera equilibrada.

Tal y como asegura el doctor Peláez Mendoza en las conclusiones de su investigación, y haciéndolo extensivo también al sexo masculino, que debe ser responsable por igual de la procreación, pretender limitar la autonomía de las adolescentes para enfrentar la planificación familiar es reducir su capacidad, pero liberar su autonomía sin prepararlas para saber usarla, puede conducir a decisiones que distorsionen sus necesidades y dañen su salud. Ampliar.

La Habana, octubre 31/2011 (Portal Cuba Sí)

Los especialistas que desarrollan en la localidad mayabequense de Güines el Programa contra las ITS y VIH/sida impulsan con el comienzo del período lectivo, actividades en centros escolares e instituciones en pos de la prevención.

Según Eneli Hernández, coordinador de la Línea Condones, en el presente mes tienen como meta intensificar la labor educativa en las escuelas a través de los foros de debates y calificó de efectiva la inserción en instituciones como la biblioteca municipal Raúl Gómez García para este fin.

En ese espacio se efectúan diferentes encuentros a los que convoca el centro, que propician la presencia de promotores en la divulgación del sexo protegido, una de las temáticas centrales. Pero a su vez hay otras como la homofobia, el tabaquismo, la alimentación adecuada y la tuberculosis, que son de interés y que pueden ser motivo para la interacción y que allí tienen su plataforma, declaró Hernández.

Asimismo destacó la eficacia del trabajo que realizan ejemplificando como en la actualidad muchas personas tanto mujeres como hombres llevan consigo el condón que, lejos de ser un signo de promiscuidad es reflejo de mayor comprensión sobre las enfermedades transmisibles y como evitarlas. Ampliar.

Güines, Mayabeque, Cuba, septiembre 23/2011 (Radio Mayabeque Digital)

La proliferación del embarazo en la adolescencia y su repercusión en la sociedad, fue el principal aspecto abordado por la Comisión Provincial de Educación Sexual en Las Tunas.
En el encuentro se reconoció la labor de los sectores comprometidos en la prevención no solo del embarazo, sino además de las infecciones de transmisión sexual (ITS).

Entre las principales acciones destacan la capacitación a los profesionales y técnicos de la salud, así como la formación de líderes formales e informales en las propias comunidades para crear una cultura sexual en los adolescentes y familia.

El escenario también fue propicio para convocar a la Jornada Provincial de Sexología, que se celebrará el día 12 del mes próximo en el Centro Provincial de Promoción y Educación para la Salud, como antesala al Congreso Cubano de Orientación, Educación y Terapia Sexual. Esta jornada facilitará el intercambio de experiencias e inscribirá una nueva página en el quehacer educativo sobre Sexología en la provincia. Ampliar.

Las Tunas, Cuba, septiembre 16/ 2011 (Periódico 26)