febrero 2014 Archives

Marianne O Price, Francis W Price, Jr . Br J Ophthalmol bjo.2010.182519Published Online First: 31 July 2010.

La Queratoplastia lamelar anterior profunda (DALK) está siendo cada vez más utilizada. En la DALK, todo o casi todo el estroma corneal central es sustituido, dejando el endotelio y la membrana de descemet (DM) intacto, por lo que es conveniente para tratar cualquier patología corneal en que el complejo endotelio-descemet permanece saludable. Aunque se considera más difícil de realizar que una Queratoplastia penetrante, la DALK elimina los problemas con el rechazo endotelial postoperatorio, preserva la densidad celular endotelial, reduce el uso de corticosteroides tópico con sus complicaciones y permite el levantamiento de la sutura más temprano.

Ajay Sharma, Daniel I. Bettis, John W. Cowden, and Rajiv R.  Mol Vis. 2010; 16: 720–728.

La transparencia corneal es necesaria para la visión normal. Insultos corneales, tales como trauma, lesión química, las infecciones o trastornos del sistema inmune, puede conducir a la neovascularización de la córnea y pérdida de  su transparencia. El manejo clínico de la neovascularización corneal es un reto y su preexistencia aumenta significativamente el riesgo de rechazo en el trasplante de córnea.  El Bevacizumab, anticuerpo anti-factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF), recientemente probado con éxito en pacientes con neovascularización de la córnea es bien tolerado, pero aplicaciones múltiples pueden ser necesarias para un tratamiento efectivo, y esto puede ser costoso.

R. Cañones-Zafra, J. Benítez-Herreros, K. Kubiak, M.A. Montes-Mollón y R. Jiménez-Parras. Arch Soc Esp Oftalmol vol.86 no.8 Madrid ago. 2011.

Las perforaciones oculares no traumáticas forman parte de una afección infrecuente y de difícil tratamiento. Su pronta identificación y la rápida actuación ayudan a preservar una agudeza visual (AV) útil. Se presenta el primer caso de uso oftalmológico de la esponja colágena de fibrinógeno y trombina humana Tachosil, como una posible alternativa efectiva en las perforaciones corneales no traumáticas estériles menores de 1,5 mm.

P. Palomares, V. Del-Amo, B. Moratal, J. Montero, M. Hernández y E. Cervera. Arch Soc Esp Oftalmol v.85 n.2 Madrid feb. 2010.

La infección por el virus del herpes simple (VHS) continúa siendo la causa más frecuente de ceguera corneal en los países desarrollados, donde se producen entre 20,7 y 31,5 episodios por cada 100.000 personas, al año. Tradicionalmente, se ha venido tratando con corticoides tópicos, pero la necesidad de tratamiento a muy largo plazo puede terminar produciendo complicaciones oculares graves. La ciclosporina A tópica se ha utilizado clínicamente en el tratamiento de diversas patologías de la superficie ocular de origen inflamatorio, como el síndrome de ojo seco, la queratoconjuntivitis vernal y las queratoconjuntivitis atópicas, con buenos resultados.