atención integral

0

sistema de salud cubaEn el presente artículo se identifican rasgos distintivos y esenciales en las transformaciones del sistema de salud cubano que han permitido la erradicación y disminución de las tasas de incidencia de algunas enfermedades transmisibles a niveles inferiores a 0,1 por 100 000 habitantes. Los resultados obtenidos son consecuencia de la importancia otorgada a la prevención y control de estas enfermedades, así como a los riesgos y daños potenciales. Ampliar información…

0

enfermeraEn países como el nuestro, con acceso a tratamiento antirretroviral, la infección por VIH se caracteriza por ser una enfermedad crónica de tratamiento exclusivamente hospitalario, así como por el envejecimiento de la población afectada, la persistencia de infecciones oportunistas, la complejidad del tratamiento antirretroviral, la frecuencia de efectos adversos de la terapia, las interacciones farmacológicas y el elevado gasto que supone para el sistema sanitario. Ampliar información…

Se realizó una investigación de evaluación de sistemas y servicios de salud en el Policlínico Docente ¨José Martí Pérez¨ de Santiago de Cuba, durante el 2009, a fin de evaluar la calidad de la atención médica (38 médicos y 38 enfermeras de la familia) a las 58 personas que viven con virus de inmunodeficiencia humana/sida en esta área, según las dimensiones científico-técnica, de satisfacción de los usuarios, conocimientos de los proveedores de salud y efectividad.

Mediante la creación de un grupo de expertos, que establecieron criterios explícitos, descriptivos y normativos, construyeron indicadores y prefijaron estándares para valorar aspectos seleccionados de la estructura, el proceso y los resultados; se constató que existían deficiencias en la estructura de los consultorios médicos, con limitación de los recursos materiales e insuficientes conocimientos de los prestatarios del sector en aspectos fundamentales de la epidemiología de la infección y del seguimiento a estos afectados, los cuales constituyeron los indicadores de peores resultados y además influyeron en que la evaluación de los indicadores de impacto seleccionados fuera inadecuada.

La disponibilidad de los recursos materiales y humanos suficientes y calificados en los lugares adecuados y en los momentos oportunos, constituye la parte decisiva de la influencia de la estructura de los servicios en la eficacia, la eficiencia y la efectividad de estos. El Programa de Control y Prevención de VIH/sida es un documento vital para los médicos y las enfermeras de la familia, puesto que en él constan los aspectos fundamentales para la atención médica integral a las personas que viven con el VIH/sida. Igualmente la disponibilidad de condones se relaciona directamente con la prevención primaria de las ITS y el VIH/sida en la comunidad, lo cual es una actividad prioritaria en el programa del médico y enfermera de la familia, por lo que resultó muy alarmante la baja cobertura hallada en los consultorios médicos.

Cabe agregar que la política fundamental del Ministerio de Salud Pública en Cuba se sustenta en los principios de la atención primaria de salud, donde se debe resolver 80 % de los problemas, con la participación de la comunidad y de todos los sectores económicos y sociales a un costo sostenible.

La evaluación puso de manifiesto deficiencias en la calidad de la atención a las personas con VIH/sida en el área de salud del Policlínico Docente ¨José Martí Pérez¨, lo que requiere de intervenciones oportunas en función de las debilidades identificadas, en aras de mejorar los indicadores de impacto de este Programa priorizado. Se recomendó llevar a cabo actividades de capacitación sistemáticamente para los proveedores de salud.

Ver el texto completo.

Calidad de la atención médica a las personas que viven con VIH/sida. MsC. Raxsy Soler Santana, MsC. María Dolores Malfrán García, MsC. Isabel Cristina Carbonell García, Dr. Ángel Luís Soler Santana y Dr. Carlos Luís Díaz Cantún. MEDISAN 2013;17(8)

ninosy-vihUnos 35 niños espirituanos se benefician en estos momentos con el Proyecto «Por una infancia feliz», que nació en el 2006 para apoyar a los hijos de padres seropositivos o serodiscordantes, hayan nacido sanos o enfermos e incluso a aquellos cuyos ascendientes contrajeron el virus luego de traerlos al mundo.

Un grupo de estos muchachos ya salió al cumplir los 18 años. Desde que comienza la epidemia y las mujeres deciden tener descendencia, porque es su derecho, solo dos han nacido enfermos. Actualmente gozan de buena salud, gracias a los tratamientos. Van a la escuela, estudian, no constituyen un riesgo para los demás, detalló María del Carmen Hernández, coordinadora en el territorio de este proyecto, que rige por el Departamento de ITS-VIH-SIDA del Centro Provincial de Higiene.

Especialista médicos argumentaron que a la pareja se le prepara con tratamientos antirretrovirales para que en el momento de concebir su carga viral se encuentre lo más baja posible. La embarazada recibe estrictos cuidados hasta el momento de la cesárea y luego se prohíbe la lactancia materna como posible vía de contagio. El seguimiento a todos los bebés se extiende hasta los 18 meses. Los pequeños reciben atención por el consultorio y por especialistas del Hospital Pediátrico y del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí. El costo del tratamiento anual se calcula en unos 12 000 dólares.

Noticia completa

Fuente: Periódico Escambray

Con un diagnóstico de VIH la vida cambia, pero no termina. Aunque el organismo exige más cuidados, una persona equilibrada aprende a adaptar sus metas personales.

Si un día necesita ayuda, recuerde que encontrará una mano al final de su brazo. Con el tiempo descubrirá que tiene dos manos: una para ayudarse a sí mismo, otra para ayudar a los demás. Audrey Hepburn

La gran mayoría de las personas portadoras del VIH en Cuba están adscriptas al sistema de atención del MINSAP, y por tanto disfrutan de asistencia médica, consejería especial y todo el apoyo jurídico que su caso demanda.

Quienes deciden mantenerse al margen, pueden hacerlo, pero igual reciben consejería cara a cara en el momento de informarles su seropositividad, y saben que pueden incorporarse al sistema de atención cuando lo decidan, explicó a JR el doctor Manuel Hernández, especialista del Centro Nacional de Prevención de ITS/VIH/sida (CNP).

Algunas personas tras recibir el diagnóstico siguen la vida desordenada que llevaban antes y aceleran el paso hacia la fase final de su enfermedad, el sida. Otras, la mayoría, asume la vida con mejor color: saben que ya no se puede volver atrás, pero nada impide reorganizar los hábitos y asumir nuevos proyectos con un mayor sentido de responsabilidad, autorrespeto y confianza en el futuro.

Si fuera tu caso, ¿cómo elegirías continuar? ¿Hay que esperar a contagiarse para decidirlo? Ampliar.

Fuente: Periódico Juventud Rebelde. La Habana, Cuba.