Agente infeccioso

MERS-CoV. Imagen: Cynthia Goldsmith/Maureen Metcalfe/Azaibi TaminEl coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) es un representante de una nueva especie aún en estudio dentro de la familia Coronaviridae. Pertenece al linaje C del género Betacoronavirus, que actualmente incluye las especies Tylonycteris bat coronavirus HKU4 y Pipistrellus bate coronavirus HKU5. El nuevo coronavirus parece estar más estrechamente relacionado con los virus aún no clasificados que afectan a los murciélagos insectívoros europeos y africanos de las familias Vespertilionidae y Nycteridae, respectivamente.

Los escasos datos epidemiológicos disponibles indican que la infección es principalmente zoonótica en la naturaleza, con transmisión limitada de persona a persona. De lo que ya sabemos de la biología del coronavirus y de la acumulación de pruebas sobre este virus en particular, los murciélagos parecen ser el huésped natural, y sería tentador suponer que estos animales también son la fuente inmediata.

Sin embargo, esta idea es difícil de conciliar con el hecho de que era muy poco probable que la mayoría de los pacientes hayan estado expuestos directamente a los murciélagos, o con la relación genética que pudiera existir entre las cepas humanas, indicativos de un cuello de botella reciente. Un escenario más probable es que una única variante del grupo de betacoronaviruses relacionados con murciélagos logró cruzar la barrera de las especies y se estableció en huéspedes animales intermediarios (al menos en el Medio Oriente), con difusión incidental posterior a la población humana .

Este tipo de eventos secundarios se facilitaría a través de frecuentes interacciones huésped intermediario – ser humano y quizás a través de adaptaciones virales adquiridas durante el salto inicial entre especies. Aunque en la actualidad no hay evidencia de transmisión sostenida dentro de la comunidad, la preocupación obvia es que el virus pueda dar el siguiente paso y adaptarse a la transmisión de humano a humano de forma eficiente.

Desde el descubrimiento inicial, los aislados del virus se han descrito en la literatura científica, en las bases de datos y la prensa popular con diversos nombres, por ejemplo: betacoronavirus humano 2c EMC, betacoronavirus humano 2c Inglaterra-Qatar, betacoronavirus humano 2C Jordan-N3, y betacoronavirus Inglaterra 1. O como nuevo coronavirus (NCoV), que es el que se ha usado con mayor frecuencia.

Páginas: 1 2