Primer martes de mayo, Día Mundial del Asma

Este evento se celebra cada primer martes de mayo y es organizado por la Iniciativa Global para el Asma (Global Initiative for Asthma, GINA). El primer Día Mundial se celebró en 1998 en más de 35 países mientras tenía lugar la primera Reunión Mundial del Asma en Barcelona, España. Desde entonces esta celebración se ha convertido en uno de los eventos más importantes para llamar la atención y realizar acciones de educación sobre el asma.

Las actividades en cada país están organizadas por los profesionales y educadores de la salud y miembros del público que con diversas actividades contribuyen a reducir los efectos del asma, según el tema seleccionado por la GINA para la campaña.

La GINA es una de las organizaciones fundadoras que participan en la Alianza Global contra las Enfermedades Respiratorias Crónicas (GARD),  de la OMS.

El asma es una de las principales enfermedades no transmisibles. Se trata de una enfermedad crónica que provoca inflamación y estrechamiento de las vías que conducen el aire a los pulmones. Su gravedad es variable según el paciente. Los síntomas pueden manifestarse varias veces al día o a la semana, y en algunos casos empeoran durante la actividad física o por la noche.

Las causas fundamentales del asma no están completamente dilucidadas. Los principales factores de riesgo son la combinación de una predisposición genética con la exposición ambiental a sustancias y partículas inhaladas, como alérgenos dentro de las viviendas, el humo del tabaco, irritantes químicos o la contaminación atmosférica. Aunque no se puede curar, el asma se puede controlar con un tratamiento adecuado, gracias al cual los pacientes pueden disfrutar de una buena calidad de vida.

El control del asma es el objetivo del tratamiento y puede lograrse en la mayoría de los pacientes con una gestión adecuada. El asmático se considera controlado cuando él o ella:

  • No tiene síntomas del asma (o tiene muy pocos).
  • No despierta en la noche debido al asma.
  • No necesita utilizar medicamentos «para aliviar los síntomas» (o los usa muy poco).
  • Tiene capacidad para hacer actividad física normal y ejercicios.
  • Resultados normales de las prueba funcionales respiratorias (PEF y FEV1).
  • No presenta ataques de asma (o poco frecuentes).

GINA estableció una estrategia para lograr y mantener el control del asma (Global Strategy for Asthma Management and Prevention). La estrategia requiere cuatro componentes terapéuticos interrelacionados:

  1. Desarrollar una buena relación paciente/médico.
  2. Identificar y reducir la exposición a factores de riesgo.
  3. Evaluar, tratar y darle seguimiento al asma.
  4. Tratar las crisis de asma.

Las actividades que se realizan en cada país con motivo de esta fecha son organizadas por los profesionales y educadores de la salud y miembros del público que con diversas actividades contribuyen a reducir la carga del asma según el tema seleccionado por la GINA para la campaña del año.

Campañas de años anteriores:

Referencia: