Artículos de interés

Zhivov A, Guthoff RF, Stachs O. Br J Ophthalmol 2010;94:1-2.

En el pasado la microscopía confocal fue usada como herramienta en estudios cualitativos y cuantitativos en córneas animales y humanas en la investigación. Ya a inicio de los 1990, había un gran número de trabajos describiendo la estructura corneal, sin embargo uno de los principales problemos de la mayoría de estos estudios es el nivel bajo de evidencia. En la actualidad se dispone de instrumentos más completos que permiten mejor análisis de la superficie ocular.

Espana EM, Huang B. Br J Ophthalmol 2010; 94: 903-908.

La Endoqueratoplastia con pelado de la descemet, es una técnica de trasplante corneal menos invaciva que se emplea en córneas edematosas por disfunción endotelial. La misma ofrece múltiples ventajas sobre la Queratoplastia penetrante como: mínimos cambios refractiva, rápida recuperación visual, menor riesgo de rechazo pues se conserva la capa más interna de la córnea.

Dr. Eduardo Rojas-Alvarez, Dra. Ana M. Méndez-Duque de Estrada, Dra. Janet González-Sotero, Dra. Haymy Caridad Casanueva-Cabeza, Dra. Maygret Alberro-Hernández. Rev Mex Oftalmol; Enero-Febrero 2010; 84(1):30-33 .

Una elevada presión intraocular (PIO) es un fenómeno reconocido después de la queratoplastía. El daño del nervio óptico puede resultar en una pérdida reversible de la visión. Si el aumento de la PIO es significativo puede dañar las células endoteliales y afectar la transparencia del injerto. Es esencial mantener los valores normales de la PIO después de la queratoplastía y si aumenta, tratarla oportunamente.

W Radner, Ch Skorpik, R Loewe, C Mudrich, G Radner, R Mallinger . Br J Ophthalmol 1999;83:1172-1177.

El astigmatismo alto e irregular es un problema importante después de una queratoplastia penetrante (PKP). A pesar de los nuevos diseños de trepanación mecánica y técnicas de sutura, el astigmatismo postoperatorio medio es entre 2.5 y 5.0 dioptrías (D) en grandes series estudiadas. Ver más…

R.I. Barraquer, J.P. Álvarez de Toledo, M. Álvarez Fischer, G. Martínez Grau. Annals d’oftalmologia 2002;10(2):69-80.

La mejoría lograda en los últimos años en cuanto a la supervivencia de los trasplantes de córnea ha hecho que el resultado refractivo final de los mismos cobre  cada vez una mayor importancia. El astigmatismo es uno de los factores que puede influir aquí de una forma más marcada y seguramente también uno de los más difíciles de prevenir y tratar. Ver más…

Ashley Behrens, Berthold Seitz, Michael Küchle, Achim Langenbucher, Murat M Kus, Carmen Rummelt, Gottfried O H Naumann. Br J Ophthalmol 1999;83:1008-1012.

Se usan los láseres de Excimeros en la trepanación no mecánica de la córnea, con las ventajas, de reducir la inclinación vertical, normalmente observada en la trepanación convencional, y la posibilidad de crear los dientes de orientación y las muescas al borde cortado, lo cual facilitaría la colocación correcta de las suturas cardinales, disminuyendo la torsión horizontal y mejorando el centrado del botón.

Liliana B Latapie, G. Cremona, M. A. Carrasco, V. E. Molina, J. P. Bozzini, Y M. L. Mariano.

Las amebas patógenas de vida libre constituyen un grupo de protozoos oportunistas que pertenecen a la Familia Acanthamœbidae, formado por tres géneros: Acanthamœba, Naegeria y Valkanphia. Estudios taxonómicos recientes del género Acanthamœba lo han dividido en 16 especies agrupadas en tres grupos; siendo aisladas frecuentemente en infecciones humanas las especies A. castellanii, A. culbertsonii, A. polyphaga, A. hatchetti. El parásito presenta dos formas biológicas: el trofozoito metabolicamente activo, que ante condiciones adversas como la deprivación de nutrientes se transforma en la otra forma, el quiste. Los quistes son más resistentes a la acción de las drogas, pudiendo permanecer por años en el estroma corneal y son responsables de las recurrencias de esta enfermedad.