Artículos destacados

J. Benítez-Herreros, C. Pérez-Rico, M.A. Teus, Y. Gómez-San Gil y M. Castro-Rebollo. Arch Soc Esp Oftalmol v.85 n.10 Madrid oct. 2010.

La inhibición del factor de crecimiento del endotelio vascular A (VEGF-A) es una estrategia efectiva para el tratamiento de la degeneración macular asociada a la edad (DMAE). Varios estudios inmunohistoquímicos han revelado la expresión de VEGF y de sus receptores en el endotelio de la córnea. Ver más…

E Garcia-Arroyo, Y Macías-Rodríguez, A Rodríguez-García.  Rev Mex Oftalmol; Enero-Febrero 2010; 84.

La neovascularización de la córnea es causa de pérdida de la transparencia de la misma y también es un factor de riesgo para el rechazo y fallo secundario de transplantes de córnea. Es producto de un desbalance a favor de una sobrerregulación de factores angiogénicos, esto como resultado de un proceso inflamatorio y/o de hipoxia que altera el sistema inmunológico en la córnea. Ver más…

Lam FC, Liu C. Br J Ophthalmol 2011;95:304-305.

Las alteraciones cornéales constituyen la primera causa de ceguera en el mundo y en segundo lugar la catarata. Para muchos pacientes, el trasplante de cornea sería la posibilidad de recuperar la visión, sin embargo algunos casos con múltiples trasplantes con rechazo del injerto, insuficiencia de células limbares, Quemaduras cornéales severas, enfermedades autoinmunes; la Queratoprótesis sería un opción. La idea de una córnea artificial fue introducida por un Oftalmólogo francés, Guillaume Pellier de Quengsy, en 1789.

Villarrubia A, et al. Arch Soc Esp Oftalmol. 2011.
La queratoplastia endotelial automatizada con disección de la membrana de Descemet (DSAEK) ha demostrado ser un tratamiento efectivo para la disfunción endotelial; sin embargo no está exenta de complicaciones. Este estudio tuvo como objetivo examinar las complicaciones tras queratoplastia endotelial automatizada con disección de la membrana de Descemet (DSAEK) donde la dislocación del disco fue la complicación más frecuente.

Juan Marcos L,Cabrillo Estévez L, Escudero Domínguez FA, Sánchez Jara A, Hernández Galilea E.  ARCH SOC ESP OFTALMOL. 2013;88(11).

La integridad morfofuncional del endotelio resulta imprescindible para que la córnea mantenga su transparencia . El endotelio corneal normal aparece como un mosaico de células hexagonales con límites bien definidos. Las células endoteliales pierden la facultad de dividirse a partir del nacimiento, pero tienen capacidad para extenderse y compensar funcionalmente las pérdidas celulares que puedan producirse como consecuencia del envejecimiento, de traumatismos o enfermedades corneales . Este proceso induce un cambio morfológico en las células que se manifiesta por un aumento progresivo de su tamaño (polimegatismo) y una modificación de su perfil poligonal (pleomorfismo), reduciéndose así el porcentaje de células hexagonales.

J. Gros-Otero, C. Pérez-Rico, M.A. Montes-Mollón, C. Gutiérrez-Ortiz,J. Benítez-Herreros y M.A. Teus. ARCH SOC ESP OFTALMOL. 2013;88(4):134–138.

La caracterización de las propiedades biomecánicas de la córnea podría constituirse en una herramienta útil para evaluar las indicaciones y los resultados de la cirugía de pterigión. El conocimiento de la respuesta de la biomecánica de la córnea a la queratectomía superficial podría mejorar los resultados ópticos obtenidos tras la escisión del pterigión. La presencia de pterigión y su exéresis quirúrgica afectaría la refracción corneal, incluyendo la potencia esférica y astigmática, así como la regularidad de la superficie ocular, siendo estos cambios proporcionales al tama ˜ no del pterigión.

J. Ortega-Usobiaga, F. Llovet-Osuna, M.R. Djodeyre, A. Llovet-Rausell,J. Beltran-Sanz y J. Baviera-Sabater. ARCH SOC ESP OFTALMOL. 2014;89(3):99–103

La queratomileusis asistida mediante láser excímer (LASIK) proporciona una rápida recuperación de la agudeza visual con una baja incidencia de complicaciones. Sin embargo, la ectasia corneal puede aparecer, sobre todo, tras el tratamiento de errores refractivos miópicos elevados, astigmatismos manifiestos altos, curvatura corneal elevada, paquimetría corneal fina y astigmatismos irregulares. Debido a que solo el 50% de las queratectasias post-LASIK aparecen en el primer año tras la cirugía, se debe analizar esta complicación a más largo plazo.