Alteraciones de la superficie ocular en pacientes con VIH/SIDA.

González J, Rojas E, Pérez A, Tielves R, Taño L. Rev Ciencias Médicas vol.15 no.3 Pinar del Río jul.-set. 2011.

El funcionamiento correcto e integrado de cada uno de los elementos de la superficie ocular permite su homeostasis cuya principal finalidad es la de mantener un epitelio corneal íntegro. La alteración de cualquiera de estos elementos puede conducir a la enfermedad de la superficie ocular.Múltiples agentes pueden amenazar constantemente dicha homeostasis lo cual hace que los diferentes componentes de la unidad funcional de la superficie ocular se mantengan en un estado altamente dinámico ante estímulos cambiantes. Entre dichos agentes se encuentra el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). La frecuencia de las manifestaciones oculares varía desde un 30 a un 70% del total de pacientes en estadio SIDA, 3 de cada 4 casos desarrollarán en algún momento de la enfermedad clínica oftalmológica.