Transmisión

TrasmisiónDe persona a persona

Las personas con influenza pueden contagiarla a otros hasta unos 6 pies de distancia aproximadamente. La mayoría de los expertos creen que los virus de la influenza se diseminan principalmente a través de las gotitas que se producen al toser, estornudar o hablar. Estas gotitas pueden terminar en la boca o en la nariz de quienes se encuentran cerca o posiblemente inhalarlas y llegar a los pulmones. Siendo algo poco frecuente, una persona también puede llegar a contraer la influenza si toca una superficie o un objeto contaminado con el virus de la influenza y se toca luego la boca o la nariz.

Para evitar esto, es necesario permanecer alejados de las personas enfermas y quedarnos en casa si nos enfermamos. It also is important to wash hands often with soap and water for at least 20 seconds. Si no hay agua y jabón, use un limpiador de manos a base de alcohol. La ropa blanca, los utensilios de cocina y los platos que pertenecen a quienes están enfermos no deben compartirse si no se lavan correctamente. Los utensilios de cocina se pueden lavar en un lavavajillas o a mano con agua y jabón y no es necesario lavarlos por separado. Además, se deben limpiar y desinfectar las superficies de contacto más comunes en el hogar, el trabajo y la escuela, especialmente cuando alguien está enfermo.

La influenza es contagiosa

La mayoría de los adultos pueden contagiar a los demás a partir de 1 día antes de que los síntomas se desarrollen, y hasta 5 a 7 días después del inicio de la enfermedad. Los niños pueden contagiar el virus incluso durante más de 7 días. Los síntomas comienzan de 1 a 4 días después de que el virus entre en el cuerpo. Esto quiere decir que se puede contagiar la influenza a otra persona antes de saber que se está enfermo, y también mientras lo esté. Algunas personas pueden infectarse con el virus de la influenza pero pueden no tener síntomas. Durante este tiempo, esas personas pueden contagiar el virus a otras.

Contagio de los virus de influenza de animales a personas

Los virus de la influenza A se pueden hallar en diferentes animales como patos, pollos, cerdos, ballenas, caballos, focas y gatos.

Los virus de la influenza B circulan solamente entre los humanos.

Los virus de influenza A se dividen en subtipos según dos proteínas de la superficie del virus: la hemaglutinina (H) y la neuromidasa (N). Hay 18 subtipos diferentes de hemaglutinina y 11 subtipos diferentes de neuromidasa. Se han detectado todos los subtipos conocidos de los virus de la influenza A en aves, salvo los subtipos H17N10 y H18N11 que solo se encontraron en murciélagos. A continuación hay una tabla que muestra los diferentes subtipos de hemaglutinina y neuraminidasa, y las especies en las que se han detectado.

Las aves acuáticas como las gaviotas y golondrinas y las aves costeras o acuáticas, como los patos, gansos y cisnes son consideradas reservorios (huéspedes) de los virus de la influenza aviar A.

Los cerdos se pueden infectar tanto con virus de influenza aviar y humana además de virus de la influenza porcina. Los cerdos infectados muestran signos de enfermedad similares a los humanos como tos, fiebre y secreción nasal. Como los cerdos son susceptibles a los virus de la influenza aviar, humana y porcina, es posible que se contagien los virus de la influenza de diferentes especies (por ej., patos y humanos) al mismo tiempo. Si esto sucede, es posible que los genes de estos virus se combinen y se cree un nuevo virus. Ampliar información

Fuente: CDC

 

Páginas: 1 2 3